RESERVAR
TAKE AWAY

Un verano sin barbacoa no es verano.

Cocinar con brasas ha sido el gran avance de la humanidad, pero asar a la parrilla, además de una ciencia, es todo un arte.

Desde preparar las brasas, elegir el producto, hacer el aliño o decidir la temperatura del fuego, todo requiere técnica y precisión.

No es una forma de cocinar complicada, pero en Casa Emiliana vamos a darte los mejores consejos y trucos para que tu parrillada de verduras suba un nivel y se convierta en el hit del verano.

¿Qué tipo de verduras son las mejores para la parrilla y cuáles son sus beneficios para la salud?

Como primera respuesta te diremos que debes escoger siempre verduras frescas de temporada.

Por suerte para nosotros, en época estival, los huertos son una explosión de color y hay infinita variedad de hortalizas donde elegir.

Observa el grado de maduración de cada pieza porque su sabor dependerá de ello y selecciona verduras que tengan la piel tersa y tan jugosa como sea posible.

Una parrilla clásica de verduras contiene:

Calabacín.

Ideal para el verano por su bajo contenido calórico y en grasas, pero alto en agua, fibra, minerales y vitaminas: B6, A, C.

Berenjena.

Es otro alimento con un aporte calórico bajo, pero con gran cantidad de fibra y minerales como potasio, calcio y hierro, vitaminas B y C, serotonina y antioxidantes.

Recuerda que, por la toxicidad de la solanina, no debes consumir berenjenas crudas y cocinarlas correctamente.

Un truco para evitar su amargor es sumergir la berenjena cortada en rodajas en agua fría con un chorrito de leche y sal. Hay quien prefiere espolvorear solo con sal gorda y dejar que “sude”.

Tomate.

¿A quién no le gusta un sabroso tomate a la brasa?

Es la estrella de la cocina porque un gazpacho o un salmorejo son lo más refrescante para el verano y hay pocas salsas que no mejoren teniendo al tomate como base.

Cebolletas tiernas.

La cebolla tierna o “de verdeo” se recolecta antes de que madure y son indispensables en una parrilla de verduras porque aportan dulzura.

Zanahoria.

Al contrario de lo que parece, unas rodajas de zanahoria también aportan dulzor y color, pero poca gente recurre a ella.

No suelen emplearse y se reservan para hacerlas cocidas.

Te animamos a colocar zanahorias en tus brasas y seguro que te sorprenderán.

Pimiento.

El pimiento es indispensable y si te decides por pimientos de morrón triunfarás por ser los más carnosos y de sabor más intenso.

Te recomendamos estar pendiente porque tienden a quemarse por fuera antes de estar cocidos por dentro.

Lo mejor es mantener el fuego suave y darle más tiempo que con el resto de las verduras.

Patatas.

Es difícil imaginar una barbacoa sin papas, ¿verdad?

La receta es simple: cepilla y lava bien las patatas, pínchalas con un tenedor para que se asen por todos lados, píntalas con mantequilla y por último sazona con hierbas aromáticas y un poco de sal. Solo tienes que envolverlas en papel de aluminio y acomodarlas entre las brasas.

Acompañadas de una salsa chimichurri son una tentación.

Y hablando de salsas…

hortalizas a la parrilla casa emiliana

Verduras marinadas, ¿sí o no?

Los maestros parrilleros tienen sus secretos y los puristas no suelen abusar de salsas que modifiquen el sabor de los alimentos, pero una marinada suave es bien acogida.

Es muy importante elegir las especias adecuadas como el orégano, la albahaca, la menta y el ajo que maridan bien con las verduras.

La base será un buen aceite de oliva, pero puedes añadir salsa de soja, jugo de limón, vino o vinagre.

Mezcla tus hortalizas con esta salsa y marina al menos un par de horas en la nevera.

5 razones por las que debes hacer una parrillada de verduras este verano

Imagínate con tus amigos charlando alrededor de las brasas mientras se van asando lentamente los pimientos. ¡Huele de maravilla!

Unas verduras a la parrilla es un plato más agradecido porque:

  1. Es económico.
  2. Es apto para veganos.
  3. Es elegir productos de temporada. Las verduras preparadas a la plancha o parrilla contienen una gran cantidad de nutrientes que son absorbidos por el cuerpo mucho mejor que incluso frescos.
  4. Es ahorrar tiempo porque unas verduras cortadas en finas rodajas se cocinan en apenas 10 minutos por cada lado.
  5. Es divertido.

Y si no quieres complicarte la vida… ¡Ya nos conoces! En Casa Emiliana tenemos las mejores verduras de temporada para ti.

¿Te apetece reservar tu mesa?