RESERVAR
TAKE AWAY

¿Cuántos tipos de cuchillos existen? Una pregunta pertinente si eres profesional de los fogones o, simplemente, un aficionado a la cocina. Y por ofrecer una respuesta aproximada, habría que decir: más de los que uno cree. Porque cada maestrillo tiene su cuchillo en el mundo de la hostelería, si se nos permite retorcer el refranero.

Si eres cocinero o quieres llegar a ser cocinero, en primer lugar deberás hacerte con un buen cuchillo de chef, conocido en la jerga como couteau de chef. Se trata de un cuchillo básico en cualquier cocina, una herramienta multiusos que, con su filo largo y terminado en punta, te dará gran versatilidad. Miden entre 20 y 27 cm y son ideales para picar hortalizas como cebolla (de ahí que se llame también cuchillo cebollero) o zanahoria pero también para filetear carne.

Tipos de cuchillos para carne

En efecto, son varios los modelos de cuchillos para cortar carne. Ahí está la poderosa hacha, que habrás visto en tu carnicería de barrio, y que se usa sobre todo para romper huesos y trocear grandes piezas de animales, ya sean carnes rojas o carnes blancas. Su filo ancho y grande permite caer sobre la superficie con toda la fuerza y generar tajos secos y contundentes. Se aconseja un guante protector si vas a trabajar con ellos.

Grosso modo, encontrarás varios tipos de cuchillos de carnicero, con un filo más estrecho que el cuchillo del chef, y toda una gama en las familias que comprenden los cuchillos jamoneros, los cuchillos de deshuesar y los cuchillos de trinchar. Permítete la diversión de cortar la carne humeante delante de tus invitados con un buen cuchillo de trinchar para añadir liturgia y ceremonia al placer de degustar un buen pavo o un no menos jugoso cochinillo de cerdo.

tipos de cuchillos para carne

Ventajas de los cuchillos de cerámica

A la hora de comprar un cuchillo, cuenta el tamaño y la forma del filo, pero, ¿el material? Tradicionalmente, un buen cuchillo era de acero inoxidable, pero el mundo del instrumental culinario ha evolucionado con el tiempo. Como en todo, hay grandes partidarios de este tipo de cuchillos, aunque también hay críticos con los mismos. Veamos algunos argumentos a favor y en contra del cuchillo de cerámica.

Son más ligeros que los cuchillos de acero, lo que en sí mismo puede ser una ventaja y una desventaja. Hay cocineros tradicionales que prefieren sentir la cadencia del cuchillo a la hora de hacer el corte, y las características de los cuchillos de cerámica no lo permiten. Volvemos, pues, al principio: cada maestrillo tiene su cuchillo.

Muy afilados

Por otro lado, al estar fabricados de un material no poroso, no retienen ningún tipo de olor; eso sí, requieren especial cuidado a la hora del lavado y se recomienda hacerlo a mano, sin lavavajillas, y sin contacto con otros cubiertos para evitar desperfectos. En efecto, los cuchillos de cerámica son algo más frágiles que los de acero y requieren algo más de atención.

También a la hora de usarlos. Su presentación en tonos blancos puede dar lugar a engaños, pero, ojo, el filo de los cuchillos de cerámica corta que da gusto, así que ten cuidado si no quieres salir esquilado. Por último, su calidad y su precisión merecen la pena, pero, eso sí, los hacen algo más caros que los cuchillos de toda la vida.

Tú decides. Como también puedes visitar Casa Emiliana y probar nuestras estupendas carnes cortadas al filo de lo posible para ti.

🍴 Reservar mesa 🍲