RESERVAR
TAKE AWAY

Gracias a Internet nos resulta muy fácil encontrar las recetas de los mejores chefs y nuestras cocinas son un expositor con los utensilios más sofisticados.

Antes heredábamos los manuales de cocina de nuestras abuelas para hacer cualquier receta. No había más.

Este año Covid ha servido para que nos iniciemos en el noble arte culinario.

¿Sabías que la levadura fue uno de los productos más comprados durante la pandemia?

Los libros de los mejores chefs siguen estando en los más vendidos porque literatura y la gastronomía van de la mano.

Como dice Susan Sontag «La gastronomía es un alimento para el alma que nos devuelve al mundo más receptivos y enriquecidos».

Acomódate en tu mesa de Casa Emiliana y disfruta tu lectura mientras te agasajamos con nuestro delicioso atún encebollado.

Atún encebollado en el restaurante Casa Emiliana

Tomates verdes fritos

La novela de Fannie Flag nos descubre que ʿel secreto está en la salsaʾ y que se puede vivir sin seguir los cánones establecidos.

Es difícil olvidar la tarta de pacanas del café Whistle Stop y la receta sencilla y tradicional de unos tomates verdes fritos que se hicieron famosos después de la película.

Se trata de un plato de aprovechamiento que consiste en tomates sin madurar, de ahí su color verde, laminados, rebozados en tempura y fritos.

Un acompañamiento perfecto y un buen aperitivo de verano.

En un lugar de la Mancha

Ya lo dice Cervantes en el primer párrafo del Quijote: «…Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda»

La literatura representaba a sus personajes no sólo por su comportamiento sino por lo que comen.

ʿLos duelos y quebrantos quijotescosʾ consisten en un revuelto de huevo con panceta, chorizo, cebolletas, ajo, tomillo y pimienta negra.

Una receta potente que procede de los pastores y que hoy se sigue consumiendo como plato típico en muchos restaurantes manchegos.

La sopa afrodisíaca

Si hay una receta peculiar es la que nos ofrece Isabel Allende en su novela ʿAfroditaʾ

Es una sopa que, como al protagonista asegura: «no es cosa del azar, sino de la necesidad».

Se trata de una crema de setas y hongos de textura gruesa, aderezada con salsa agria que, según Allende, es un afrodisíaco prácticamente infalible.

Y hablando de amor, ¿Has leído nuestro post sobre san Valentín y la novela Como agua para chocolate?

Notas de cocina leonardinas

¿Sabías que Leonardo da Vinci era un gran cocinero?

Su polimatía (la sabiduría en diversas materias científicas o humanísticas) es difícil de superar y entre sus numerosos estudios está el Codex Romanoff, un recetario con apuntes, experimentos, bocetos y normas de protocolo en la mesa.

Este artículo del protocolo en la mesa te puede interesar.

El Codex de Leonardo se supone que está custodiado en el museo Hermitage, pero nadie lo ha visto y algunos dudan de su veracidad.

¿Tú qué opinas? ¿Era da Vinci capaz de adentrarse en el apasionante mundo de la gastronomía?

No sólo de pan vive el hombre

Corría el año 1931 cuando Federico García Lorca dio uno de sus mejores discursos con motivo de la inauguración de una biblioteca.

Afirmó lo siguiente: «Si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro».

Escoge el mejor libro de tu biblioteca y disfruta tu lectura en la terraza de Casa Emiliana que ya se va vistiendo de primavera.

Conoce Casa Emiliana

#YoApoyoAlComercioLocal