RESERVAR
TAKE AWAY

Dentro del panteón de los quesos italianos es difícil decidir.

¿Quién ocupa el trono?

El queso burrata o el gorgonzola son muy diferentes pero igual de exquisitos.

Si has probado nuestra Burrata italiana con pesto genovés y sal de aceitunas, sabrás de lo que hablamos pero, en Casa Emiliana vamos a profundizar en ello.

¿Qué es la burrata?

Su nombre en italiano significa mantecoso y el queso más conocido se fabrica con técnicas ancestrales en la región de Apulia, al sur de Italia.

Una burrata de buena calidad no lleva aditivos y se compone con tres ingredientes: leche de vaca, cuajo y crema.

¿Cuál es el origen de la burrata?

Como con la mayoría de productos gourmet no hay consenso sobre quién fue el primer maestro quesero en elaborar una burrata.

Se dice que Lorenzo Bianchino pudo ser su creador y que surgió de casualidad por darle uso a los restos de pasta de mozzarella.

Otros cuentan que Bianchino se quedó aislado por la nieve y por eso se vio obligado a inventar una masa que sirviera de protección a sus quesos.

Lo que sí es cierto es que la burrata más conocida es la de Castel del Monte y se elabora con la leche que de las vaquerías de la zona y así obtener una crema fresca tras el ordeño.

La burrata es un queso calórico de textura suave y sabor intenso que suele protagonizar los platos de ahí que se acompañe en ensaladas o verduras.

¿Cómo se come la burrata?

Es un queso que viene protegido en una funda (la pasta hilada) que le sirve de cobertura y cuando se parte con el cuchillo deja salir una suave crema del interior que se derrite en el plato.

¿Se te hace la boca agua?

Esta crema se llama stracciatella y puede que te suene de un helado o un yogur con escamas de chocolate.

¿Sabías que stracchino viene de stracco que significa cansado?

El mundo de los quesos está lleno de secretos y en Casa Emiliana nos encanta descubrirte Las principales variedades de queso que existen.

¿Sabrías distinguir la Burrata de la mozzarella?

En Italia es difícil que los confundan pero en España no llevamos tanto tiempo consumiendo y son quesos que pueden generar confusión debido a su parecido razonable.

La mozzarella es un ingrediente de la burrata y su elaboración tiene mayor tradición pero al paladar es más suave y discreto, por eso se potencia con hojas de albahaca.

Descubre su sabor en nuestro postre Sandía caramelizada con perlas de mozzarella y albahaca.

¿Cómo es un queso gorgonzola?

El conocido gorgonzola forma parte de las familias de quesos de “sangre azul”.

Es un queso curado y veteado procedente de un pueblo lombardo donde se cuenta una bella historia.

Verás.

Parece ser que un gran rebaño de vacas fatigadas llegó al pueblo Gorgonzola en busca de cobijo y no sabían dónde almacenar la leche.

Decidieron hacer quesos y los conservaron en las cuevas del valle de la Valassina.

No se han hecho grandes cambios en la elaboración de estos quesos.

Desde hacer siglos se conserva la tradición cuyo secreto es la curación natural y el desarrollo del moho penicillium glaucum que le da esas vetas verdosas y un sabor tan poderoso.

En Milán son conocidas las peras rellenas de gorgonzola pero, si añades unas lascas de este queso a unos espaguetis con unas hojas de salvia tendrás un plato exquisito.

¿Sabías que dependiendo de su maduración hay un gorgonzola dulce y uno picante?

Como bonus track te damos otro truco de Casa Emiliana: Si agregar unos trozos de gorgonzola al risotto le dará un toque difícil de igualar.

En Casa Emiliana nos hemos vestido de primavera y seguro que te apetece disfrutar de nuestra Tarta de queso casera al punto del gorgonzola y frutos rojos

¿Qué día te apetece venir?