RESERVAR
TAKE AWAY

No hay que bajar la guardia en ninguna época del año. Tanto en verano como en invierno nos exponemos a distintas amenazas, tanto por el frío ambiental como por los aires acondicionados, así como por las distintas bacterias y virus que flotan en el ambiente. La vida saludable debe preservarse todo el año, así como una alimentación que nos mantenga a salvo de infecciones no deseadas.

Por eso el zinc es un aliado durante todo el año, más aún si sabemos cuáles son los alimentos que lo portan en mayor cantidad. ¿Comprimidos concentrados? No son necesarios si los podemos encontrar desde su fuente natural, es decir, los alimentos. Pero, antes de nada, una pregunta fundamental.

¿Qué es el zinc?

A todos nos suena por famosas películas clásicas, tejados, y barras de bar. El zinc, también escrito cinc, es un elemento químico cuyo origen etimológico se encuentra en el alemán, de zinken, que significa pico, o diente, y está considerado un oligoelemento fundamental para nuestra salud, como lo es también el hierro.

Su presencia en nuestro organismo es importante para el sistema inmunológico, es decir, para evitar catarros, gripes y demás enfermedades infecciosas (también otras más graves, como una neumonía), pero también para cicatrizar heridas (como la vitamina C). Asimismo, el zinc ayuda a potenciar el gusto y el olfato y es especialmente recomendado para las madres durante la etapa de lactancia.

Además, ayuda a la salud del pelo, piel y uñas y es clave en la regeneración celular.

¿Dónde encontrar buenas dosis de zinc?

Por todo ello, se hace necesario aumentar nuestras reservas de zinc. Por suerte, es un elemento presente en muchos alimentos accesibles, como las proteínas de la carne animal. Así, encontramos zinc en la carne de vaca, de cerdo y de cordero, en mayor proporción que en los pescados.

También hay zinc en frutos secos como las nueces, las pipas de calabaza, los cereales integrales, la leche, las legumbres y la levadura. El pescado contiene menos zinc, como dijimos antes, pero también ofrece un aporte moderado que contribuye a mantener los niveles necesarios en el organismo.

comidas con zinc

¿Qué cantidad de zinc tiene el marisco?

Si te gustan las ostras estás de suerte, ya que es uno de los alimentos que más zinc contiene. Un alto contenido de este oligoelemento que, por otra parte, provoca la liberación de hormonas sexuales, lo cual generaría un aumento de la libido y el deseo sexual, aunque esto no está demostrado científicamente.

Si bien es cierto que no todos los días se puede dar uno un banquete de ostras, ya que no es un producto barato, hay que tener en cuenta la inversión en salud que su consumo conlleva. Media docena de ostras ofrecen un excedente de zinc con el cual garantizar las dosis recomendadas.

Otros mariscos ricos en zinc

En Galicia lo saben: el marisco es saludable y rico en zinc. Por eso, comer langosta, percebes, centollo, cangrejos, pulpo y bogavante no sólo es un placer para los sentidos, sino también una rica fuente de zinc. ¡Ah! Y los mejillones, especialmente indicados para aquellos hayan pasado por anemias o mujeres embarazadas. Su alto contenido en zinc y hierro lo hace especialmente recomendable para la gestación del bebé y para la propia salud de la madre.Razones más que suficientes para apostar por uno de los menús de mar que te presentamos en Casa Emiliana. ¿Aún no los has probado? ¿Y nuestros menús de fin de semana? Te encantará nuestro oasis al norte de Madrid. ¡Te esperamos!