RESERVAR
TAKE AWAY

Es tiempo de aquel medicamento al que no haremos publicidad gratuita. Así que, si quieres poner a raya esa enfermedad que trae la meteorología adversa, incluye en tu dieta alimentos para combatir el resfriado. Los encontrarás en productos tan accesibles y sencillos como el ajo. Si notas que empiezas a carraspear o que la nariz se vuelve más líquida, prueba a meterte un ajo en la boca durante unos minutos. No hace falta ni siquiera que lo mastiques y lo tragues; con ese ejercicio de darle vueltas al ajo en la boca durante minutos e impregnarse de él, se generará una acción repelente de virus y bacterias.

Lo mismo, dice la sabiduría popular, es aplicable al clavo de olor. Sí, esa especia que yace abandonada en tu alacena también es otro de los alimentos contra el resfriado que deberías tener en cuenta si eres propenso a catarros, gripes y demás desarreglos orgánicos. Apunta este delicioso bebedizo antes de irte a dormir: manzanilla, jengibre, miel, zumo de limón, unos clavos de olor y un chorrito de ron. Además de estar riquísimo y de relajarte antes del sueño, es una buena prevención contra infecciones indeseadas.

Alimentos buenos para el resfriado

A veces hay rendijas insospechadas por las que se cuelan virus y bacterias y hay que asumir el estado de cosas: tienes un trancazo. En ese caso, la dieta también debe ir acorde con tu estado físico. ¿Frutas para el resfriado? En efecto, su aporte vitamínico te ayudará a sentirte menos pesado, así como lo ligero y líquido de su constitución. No es habitual que a nadie, con un constipado premium, le apetezca comerse un cordero en chilindrón; el cuerpo pide frutas, verduras, hortalizas (no tanto legumbres), así que escúchalo.

Recupera tus niveles de vitamina C en naranjas y limones, y no te olvides tampoco de la lima y, sobre todo, del pomelo. O del pomelo chino. También conocido como citrus maxima, se trata, en efecto, de un pomelo tamaño XXL, y que ronda los cuatro o cinco euros la pieza. Con el pomelo chino tienes para una semana larga de fruta fresca, ya que dura hasta diez días en la nevera y lo puedes consumir poco a poco; en gajos, a cucharaditas, en rojadas… ¿Quién dijo que la comida para el resfriado no era rica?

 

Alimentos para la gripe

A pesar de la pandemia de coronavirus que ha asolado a la población en los últimos años, la gripe no ha desaparecido. Se hablaba poco de ella, pero, como el dinosaurio del relato, seguía allí, con una incidencia de 545 casos por cada 100.000 habitantes en 2021, según los datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe.

No conviene, por tanto, bajar la guardia. Los alimentos para combatir el resfriado son parecidos a los que se recomiendan para prevenir la gripe, es decir, aquellos que mantienen altas nuestras defensas. Aquellos, en otras palabras, con buen aporte vitamínico. Si hubiera que elegir uno, el kiwi se puede considerar el rey de las vitaminas, al tener el doble de valor vitamínico que la naranja. ¿Qué cantidad de vitaminas al día hay que tomar? Prueba a ingerir un kiwi cada mañana e irás bien servido.

Las ventajas de la vitamina A

Apunta también en tu lista de la compra alimentos que contienen vitamina A, pues son muy indicados para aumentar las defensas, ya que renuevan las células del sistema inmunológico. Lo encontrarás en productos de origen animal, sobre todo en el pescado azul, el hígado y los huevos. Pero también en hortalizas como la calabaza, cuyo betacaroteno se transforma en vitamina A y te hace más fuerte. Lo mismo ocurre con los alimentos con hierro.

No lo dudes, una buena crema de calabaza, con un toque de jengibre, un chorrito de nata y unas semillas de sésamo no solo es un plato fácil y barato, sino un blindaje inteligente para evitar un inoportuno contagio de gripe. ¡Buen apetito!

Y si quieres disfrutar de un buen menú especial de fin de semana con productos de temporada en un entorno irresistible, no dudes en contactar con Casa Emiliana. Te esperamos con los brazos abiertos y con los mejores platos sobre la mesa.