RESERVAR
TAKE AWAY

¿Sabes que la cuchara es nuestro cubierto más antiguo?

La palabra cuchara proviene del latín cochlea que quiere decir concha y precisamente las conchas de mar o las piedras cóncavas que nuestros antepasados encontraban, son los primitivos cacillos de hace más de 20.000 años.

La evolución natural de este utensilio fue recurrir a otro tipo de materiales, como los cuernos de vaca, y a incorporar mangos de marfil, piedra y madera que a menudo se tallaban.

Pero vayamos a lo que nos interesa y es en el enorme poder revitalizador de un buen plato de cuchara para combatir los rigores del invierno.

Hoy te proponemos un paseo por los 5 platos de cuchara de mayor prestigio en Casa Emiliana.

Nuestras ollas borbotean al calor de la lumbre.

¿Qué te apetece de primero?

Los judiones de la Granja y su matanza del año en Casa Emiliana

Posiblemente Los judiones de la Granja sea nuestro plato estrella de la carta de invierno y por eso te lo ofrecemos también en el menú ejecutivo diario.

No es para menos.

Esta judía de gran tamaño procede de La Granja de San Ildefonso, de ahí su nombre y es realmente exquisita, carnosa y jugosa.

¿Sabías que antiguamente el judión servía de alimento al ganado?

Pues así es y la variedad “blanca de España” tal y como la consumimos hoy, en sus inicios era morada con pintas negras, mucho más basta y difícil de digerir.

Es sorprendente cómo evoluciona todo. ¿Verdad?

Y otro dato curioso: si has ido a comer a Casa Cándido en Segovia tal vez desconoces que su jefe de cocina fue el primero en ofrecer este plato en un gran banquete y desde los años 50 sigue siendo uno de los más valorados.

Es un plato sencillo de elaborar cuyo secreto es elegir la mejor materia prima cocida a fuego lento y con mucho mimo.

La sopa de pescado de Casa Emiliana

La sopa, como la cuchara, nos acompaña desde el Paleolítico.

No solo se han encontrado restos de moluscos y huesos de pescado en los yacimientos arqueológicos sino que podemos observar pinturas rupestres con distintas artes de pesca.

Y es que el pescado ha sido una fuente importante en nuestra alimentación y algunas de nuestras herramientas de pesca, como redes o cañas las seguimos utilizando hoy, aunque de manera más sofisticada.

Al igual que ocurre con los judiones, la sopa de pescado de Casa Emiliana se basa en la mejor selección del producto de temporada y a una cocción suave de tiempo controlado.

Arroz caldoso de bogavante y sepia

Arroz con bogavante de Casa Emiliana

Nuestro chef Rafa Parro es uno de los mayores expertos en arroz de España y en el 2018 impulsó las primeras Jornadas Gastronómicas del Arroz.

Desde entonces no ha dejado de sorprenderos con platos creativos donde el arroz es el protagonista y el arroz caldoso de marisco es uno de los mejores.

A diferencia de un arroz seco, como el que hacemos con carabineros y trigueros, el arroz se cocina en un cuenco hondo que impide la rápida evaporación del agua y ayuda a potenciar su sabor.

El arroz caldoso con sepia y bogavante es una delicatesen que querrás repetir en más ocasiones.

El cocido madrileño de Casa Emiliana

En nuestro artículo sobre el cocido madrileño te contamos los secretos de uno de nuestros mejores platos y desde que el rey Alfonso XIII pusiera de moda los “jueves de cocido” nosotros no hemos dejado de seguir su ejemplo.

El cocido en Madrid sigue siendo el plato de cuchara por excelencia pero, pocos restaurantes saben prepararlo en barro y con una técnica de “cocido pausado” difícil de imitar.

Una sopa de pollo deliciosa para los más pequeños

Conoces el esmero que ponemos en la preparación de cada plato y nuestro compromiso con una cocina tradicional y de mercado equilibrada, sabrosa y nutritiva.

Una de nuestras preocupaciones son esos menús infantiles tan pobres que encontramos cuando vamos a comer con la familia.

En Casa Emiliana nos propusimos hace años acabar con esa mala práctica y tenemos una carta para nuestros pequeños tan apetecible que no puedan rechazar.

¿Quién ha dicho que a los niños no les guste la sopa de pollo con fideos o una cremita de verduras de temporada?

¡Viva la cuchara!

Después de este suculento paseo la señora cuchara se merece un brindis ¿no crees?

Y un último dato curioso, si vas a viajar a Francia (cuando esté permitido viajar. Crucemos los dedos) verás que la cuchara está dispuesta boja abajo sobre el mantel para evitar que coja polvo.

Y en otros países no dejar un poco de comida en el plato se considera una falta de respeto hacia nuestro anfitrión.

No te preocupes.

En Casa Emiliana apurarás hasta la última cucharada y te aseguramos que no nos sentimos ofendidos.

Reserva tu mesa