platos invierno comida

Las mejores recetas y platos de invierno

Cuatro platos de invierno sanos y nutritivos

En esta época apetecen más los conocidos como platos de invierno, contundentes y calentitos, y ahora que nos cuidamos más (o al menos lo intentamos), es posible mejorar las recetas más clásicas de esta época del año y degustar platos tradicionales sin que suba el colesterol por las nubes.

Te presentamos cuatro platos típicos del invierno en versión light para unos cuatro comensales. ¡Toma nota!

Fabada


El secreto para hacer una fabada sabrosa y baja en calorías está en añadir todos los ingredientes en crudo en lugar de hacer el típico sofrito, así como en sustituir la carne por pimentón de la Vera, una cabeza de ajo asada y algunas verduras.

Ingredientes:
50 gramos de alubias blancas.
1/2 tomate.
1/2 cebolla.
1 pimiento verde.
1 cabeza de ajo.
1 hoja de laurel.
Unas hebras de azafrán.
Pimentón de la Vera.
Un hueso de jamón.
Un chorrito de aceite de oliva.
Sal.

Modo de elaboración

Deja las alubias en remojo toda una noche, y a la mañana siguiente colócalas en una olla con todos los ingredientes, junto con la cabeza de ajo (previamente asada). Deja cocer a fuego lento durante un par de horas hasta que las alubias estén tiernas.

* Puedes hacer una versión rápida si quieres en la olla exprés. Con unos 20 minutos de cocción tendrás tu fabada lista.

Sopa castellana

La sopa castellana es una de esas recetas de cocina en invierno muy sencilla y rápida de elaborar y que, a su vez, ayuda a entrar en calor rápidamente, lo que resulta ideal para los días de frío invierno. Además, si la elaboras en versión más ligera, apenas tendrá calorías.
El truco para restarle la grasa sería no poner chorizo, aunque es un ingrediente tradicional en este tipo de platos al que no todo el mundo está dispuesto a renunciar. Por otro lado, el pan, alimento imprescindible en la elaboración de la sopa castellana, en lugar de freírlo en aceite, tuéstalo.

Ingredientes:
3-4 dientes de ajo.
100 gramos de jamón de serrano.
3-4 rebanadas de pan.
1 huevo por persona.
1 pastilla de caldo de verduras.
Pimentón dulce.
1 chorrito de aceite de oliva.

Modo de elaboración

Corta los ajos en láminas y fríelos en un poquito de aceite de oliva. Añade los taquitos de jamón serrano.
Después, incorpora el pimentón dulce. Es muy importante que retires la olla del fuego y añadas lo antes posible el agua para que el pimentón no coja un sabor amargo.
Tuesta en una sartén las rebanadas de pan (o fríelas si no quieres rebajar las calorías del plato. Añádelo a la olla junto a un litro de agua y una pastilla de caldo y deja que cueza.
Por último, escalfa en el caldo un huevo por persona.

* Si quieres una versión vegetariana, no le añadas el jamón serrano. Te aseguramos que está igual de rica y con apenas calorías.

Cocido

El cocido tradicional suele llevar tocino, costilla de cerdo, un hueso y una punta de jamón, chorizo y morcilla. Para intentar que “engorde” lo menos posible, hazlo solo con pollo; y si quieres darle un extra de sabor, añade el hueso y la punta de jamón.


Ingredientes:
1/2 pollo.
1 patata.
2 zanahorias.
1 puerro.
1 apio.
1 nabo.
50 gramos de garbanzos

50 gramos de alubias blancas.

Modo de elaboración

Deja los garbanzos y las alubias toda la noche en remojo y pon en una olla el pollo con las patatas y las legumbres.
Cuando empiece a hervir, ve retirando con una espumadera toda la grasa que se va posando sobre la superficie.
Una vez hayas retirado toda la grasa, añade las verduras y deja que hierva un par de horas hasta conseguir un caldo blanco.

Lentejas

Para conseguir que este plato resulte menos calórico, sustituye el chorizo y la morcilla por el intenso sabor que otorgan el ajo asado y el pimentón de La Vera, ya que este tiene un sabor muy parecido al chorizo.

Ingredientes:
250 gramos de lentejas.
1/2 cebolla.
1/2 tomate.
1 patata.
1 zanahoria.
1 cabeza de ajo.
1 pastilla de caldo de verduras.
1 chorrito de aceite de oliva.
Unos taquitos de jamón serrano.
Pimentón de la Vera.
1 hoja de laurel.

Modo de elaboración

Corta la media cebolla y el medio tomate en dos trozos, y la zanahoria y la patata en cuadritos.
A continuación, coloca todos los ingredientes en una olla exprés, ciérrala y deja cocer unos 12-15 minutos.

* En caso de que desees hacer una versión vegana, no le añadas jamón serrano.

Como ves, las comidas de invierno no tienen por qué engordar, siempre y cuando no le añadas grasas, y en Casa Emiliana puedes degustar estos y otros sabrosos platos de invierno de la mano de nuestro chef, Rafa Parro.

Con estas cuatro recetas saludables ¡entrarás en calor sin añadir a tu cuerpo ni una caloría de más!


Menús navideños para disfrutar en Casa Emiliana

Cada año suele surgir la gran pregunta: ¿dónde comemos en Navidad? ¿Qué hacemos en Nochevieja? Porque, pese a que son fiestas que tradicionalmente se celebran con la familia en casa, cada vez son más los que se animan a pasar estas fechas fuera, rodeados de los suyos, sí, pero en otro entorno “neutral” en el que no se producen conflictos con el menú que hay que preparar, ni hay que repartirse con las familias carnales y políticas. Lo mejor es estar todos unidos en un entorno amplio y espectacular, donde, además, se evitan las horas y el estrés que supone prepararlo todo (y recogerlo después). ¡La Navidad es muy especial, celebradlo a lo grande!

celebracion-navidad


Degustación por Navidad

A la hora de escoger el lugar, es fundamental ver que las opciones sean variadas en el menú, ya que cada persona tiene diferentes gustos y preferencias. Es algo que se tiene muy presente en Casa Emiliana, donde se ofrece un menú degustación especial para el día 25 de diciembre.

Gracias a que su cocina combina a la perfección los productos más exquisitos y tradicionales con los más innovadores que hay en el mercado, podremos encontrar, desde los clásicos judiones de La Granja con matanza del año, un surtido de jamón y lomo ibéricos con queso manchego, o ensaladilla rusa “al estilo de la abuela”, hasta medallones de foie con confitura de higo, y lomo de bacalao (uno de los pescados que siempre triunfan en la cocina) en salsa de berberechos y tallarines de verduritas.

Otra de las opciones que no pueden faltar en una comida tan especial como la de Navidad, es un jugoso cochinillo o el cordero asado en horno de leña a 300 grados y en recipiente de barro, con el que se logra que la piel quede crujiente.

 

Menú especial para los niños

Son nuestros pequeños “Máster chefs” y cada día son más exigentes con lo que degustan, por eso en Casa Emiliana siempre se presta especial atención a los niños, por eso ofrecen platos nutritivos como quieren los padres, y sabrosos como les gusta a ellos, para que también disfruten de una comida navideña muy especial con la familia.
En Casa Emiliana podrán elegir entre una variedad de entremeses o una lasaña boloñesa, y de segundo plato, chuletitas de cordero o escalope empanado.

menu-especial-fiestas

La última noche del año

Otro de los eventos más especiales que más gusta disfrutar con familiares y amigos, es la Nochevieja. El hecho de celebrarla en un buen restaurante hace que no tengas que preocuparte absolutamente de nada, salvo de disfrutar de un buen menú especial de Nochevieja, comer las uvas para entrar con buen pie en el nuevo año, y bailar hasta la madrugada.

En esta ocasión, al tratarse de una cena, lo mejor es tener unos entrantes variados, como los que ofrece Casa Emiliana, que cuenta con un gran surtido de ibéricos (jamón y lomo), queso manchego y lingote de foie y oro con caviar de Cuquillo.

Para entrar en calor, una crema de pularda, ligera y suave al paladar para dar paso al pescado y la carne. Respecto al primero, es importante acompañarlo con una guarnición que combine a la perfección para que no oculte el sabor del protagonista, como en este caso será la langosta Bellavista, que irá acompañada de crema cítrica de yuzu, un fruto muy codiciado en Japón por sus múltiples propiedades, y guisantes lágrima.

Para el plato de carne, no hay dudas en la elección, volvemos a la tradición del cordero asado de Riaza con guarnición de patatas panaderas, un clásico que nunca falla y que refuerza el intenso sabor de la carne.

 

Para los más pequeños

Pensando de nuevo en los niños, para la cena de Nochevieja en Casa Emiliana optan por los entremeses fríos y calientes, como jamón, queso, nuggets de pollo, croquetas, empanadillas de bonito, les seguirá un plato a elegir entre escalope empanado o chuletitas de cordero lechal con guarnición de patatas fritas (nunca fallan).

cena-nochevieja-menu

Dulces para después del brindis

Tan importante como los platos principales, es el postre. No hay nada mejor para culminar una exquisita cena de Nochevieja que acompañar el champagne tras el brindis con un dulce e intensificar así su sabor. ¿Y qué es lo más rico en estas fechas? Polvorones y mantecados artesanos típicos de la Estepa. Y para los niños, tarta especial con helado.

dulces-navidad

La emoción de los Reyes Magos en la mesa

La noche de los Reyes Magos es muy especial. ¿Qué mejor que vivir la emoción de esa noche con una exquisita cena para esperar la llegada de sus majestades de Oriente? Unos deliciosos y jugosos aperitivos para ir abriendo boca, como unos langostinos marinados con crujiente de panko, un pan rallado japonés muy utilizado para empanar y rebozar carne, verdura y pescado, y una ensaladilla de buey de mar y cangrejo.

En esta ocasión, tan especial como deseada por grandes y pequeños, el timbal de lubina, el gratén de puerro y soja, y escalibada templada son una combinación excelente para sorprender al paladar. Si se prefiere la carne, nada como el lomo de vaca cántabra al grill con piquillos y trigueros.

Pero, lo mejor de toda fiesta de Reyes Magos, es jugar, divertirse… ¡y recibir algún que otro regalo! ¿Qué os parece participar en una tómbola? Una buena idea en una fecha como esta, ¿verdad? Pues si además se acompaña de chocolate con churros… Será la guinda de una noche inolvidable.

niños-navidad

¡Os esperamos para haceros disfrutar de las mejores fiestas y despedir el año como merecéis, por todo lo alto!