RESERVAR
TAKE AWAY

En la zona norte de Madrid, en concreto en la Ctra. de Burgos Km.23, 100, San Sebastián de los Reyes, existe un restaurante español idílico. Salones interiores (elegantes y exclusivos) con terrazas y espacios al aire libre. Pensado para celebrar grandes eventos familiares o bien pequeñas reuniones y comidas de domingo. Sea cual sea tu plan, en Casa Emiliana siempre encontrarás lo que buscas.

El chef Rafa Parro y su equipo de cocina

Un equipo de profesionales en la cocina, liderado por el chef Rafa Parro, son los encargados de crear auténticas exquisiteces en los fogones. ¿Te hemos dicho ya que en Casa Emiliana hay un bonito y tradicional horno de leña? Tal y como te prometíamos al principio, es un lugar único. Sus técnicas culinarias logran acabados que ningún otro restaurante en Madrid te va a ofrecer.

Productos locales y de kilometro cero

Utilizan ingredientes de kilómetro cero y productos locales. Pero también productos frescos que vienen directos de la costa. Son fieles a un estilo tradicional, pero su inspiración por la tendencia actual ha dado como resultado platos de lo más sofisticados. Son tradicionales con toques de vanguardia, algo que muy pocos saben lograr.

Una de las premisas que sigue Casa Emiliana es el apoyo a los comercios locales. Es por ello que busca sus ingredientes primero en su región. También cree en la importancia de los momentos familiares, y por ello busca alimentos de calidad que se adapten a todo tipo de gustos. De esta forma cualquier reunión familiar celebrada en sus instalaciones contará con opciones para todos los comensales.

Restaurante español y tradicional

Este restaurante español cuenta con una gran variedad de menús: para niños, especiales para ejecutivos entre semana y muchas más opciones. El objetivo de este local de Madrid es satisfacer hasta a los comensales más exigentes, por eso piensan en todos y cada uno de ellos a la hora de elaborar los menús.

Entre sus platos más característicos están los arroces, los pescados, la carne, los asados y las brasas. ¿Quién puede resistirse a un Cordero de Valdeolmos asado en su particular horno de leña? Por no hablar del Cochinillo de Arévalo o del Lomo de vaca vieja de la sierra de Guadarrama al carbón. Todos ellos acompañados por sus correspondientes guarniciones y bebidas de primeras marcas.

NO ESPERES MÁS Y RESERVA TU MESA