RESERVAR
TAKE AWAY

Los que no vivimos en México, estamos más acostumbrados a la harina de trigo que a la harina de maíz. Sin embargo, nos perdemos toda una serie de matices que este tipo de harina puede dar a las recetas que lo incorporan. Por eso hoy te enseñamos tres recetas con harina de maíz, para que aproveches todas sus propiedades y sabor.

Básica en la cocina latinoamericana desde tiempos precolombinos, este tipo de harina se emplea especialmente en la elaboración de tortas y tortillas, tacos, quesadillas y demás envoltorios de los preparados que caracterizan ese tipo de comida. Su sabor más dulce es característico. 

Por otro lado, la harina de maíz aporta un alto nivel de vitamina A, clave para cuidar la visión, el sistema inmunitario y el crecimiento en general, lo que la hace especialmente indicada para los niños. Por otro lado, aquellos intolerantes al gluten encontrarán en la harina de maíz un aliado para su dieta celíaca. 

Tanto es así, que la harina de maíz, como no tiene gluten, es uno de los alimentos más demandados por celíacos de todo el mundo, por sus propiedades en sí, pero también como sustituto principal del trigo.

Veamos, por todo ellos, cuáles son las tres recetas con harina de maíz más sugerentes: 

1. Tortillas mexicanas:

Las citamos al principio del artículo. La base de la cocina mexicana descansa en las tortillas de maíz, que lo aguantan todo. Muy fáciles de preparar y que tan solo requieren de tres ingredientes para tenerlas listas y, ojo, no necesitan horno. Y esos ingredientes están al alcance de cualquiera, pues se trata de la harina misma, de sal y de agua caliente. El proceso requiere algunos pasos, como explican al detalle en este post, pero nada que se pueda hacer con un poco de paciencia y mimo. Luego ya, el relleno que quieras, pero eso es ya, nunca mejor dicho, harina de otro costal. 

2. Bizcocho con harina de maíz:

Usaremos los ingredientes convencionales para un bizcocho clásico: mantequilla, polvo de hornear, huevos, aroma de vainilla u otro edulcorante, ralladura de naranja o limón, azúcar y aceite de oliva de sabor suave. Para la masa, obviamente, emplearemos harina de maíz. Con ello, se consigue un pastel delicioso con las mismas calorías que si se hubiera usado trigo. Eso sí, sin las contraindicaciones del gluten presente en dicho cereal. 

3. Arepas venezolanas: 

No hay venezolano o venezolana que pueda decir no a unas buenas arepas con harina de maíz (la clásica de la marca PAN, que se ve en cualquier bazar de alimentación latinoamericana), con sus caraotas, huevo frito, cilantro y ajo bien picado. Se consumen sobre todo en el desayuno, con su masa más gruesa y firme que las de las tortillas mexicanas, a menudo con un agujero en el centro como si fuera un Donuts. No obstante, las arepas de maíz sirven como tentempié para cualquier hora del día y su preparación tampoco requiere de horno. Basta con unos cuantos amasados con agua y sal, reposos y luego echarlas en un cazo de aceite hirviendo o bien freirlas en la plancha. Verás lo chévere que resultan.

arepas con harina de maiz

Recetas de tradición, sabor y calidad que, por supuesto, podrás degustar en su momento la riqueza de la cocina de Casa Emiliana. ¿Aún no has venido a descubrirnos?

🍴 Reservar mesa 🍲