RESERVAR
TAKE AWAY

Entero, en lomos, troceado, desmigado… Al vapor, al horno, frito o a la parrilla…
Hay muchas formas de preparar el bacalao, un pescado blanco muy apreciado por el sabor de su carne y por las propiedades de su aceite.
En tiempo de cuaresma es de los más consumidos, pero podéis degustarlo en cualquier época del año.

En Casa Emiliana hemos querido rendir un homenaje a este pescado blanco típico de la gastronomía vasca y navarra, y del que existen hasta 60 especies distintas. Te invitamos a probarlas del 20 al 30 de marzo en nuestros salones.Ensalada de bacalao ahumado con naranja y patata.La combinación del ahumado con el sabor cítrico de la naranja es algo exquisito a esta ensalada que puede servirse como entrante o como plato principal.

El toque de gracia está en exprimir un poco de jugo de la naranja como aliño sobre la ensalada. Hay que cocer bien las patatas al vapor para que no pierdan jugo y el truco está también en escoger naranjas que mantengan un punto justo ácido para que no mate la intensidad de la carne del bacalao.

El carabinero es un producto que hoy en día tiene un gran interés gastronómico gracias a su color, brillo, textura y sabor. En esta ocasión, vestimos el plato con una cama de aceite de oliva y piñones tostados, que dan el toque de magia a los platos salados gracias a su delicado y fresco sabor con aroma de pino.

Bacalao a la dorada con patatas fritas y huevo.

Uno de los nombres que recibe este pescado blanco es “la ternera del mar”. Un apelativo que se ha ganado gracias al poder proteico que tiene el bacalao. Y es que el pescado protagonista en nuestra jornada gastronómica contiene muy poca grasa, lo que ayuda a mantener los niveles de colesterol en un estado óptimo. En esta ocasión, lo presentamos como plato principal, y lo preparamos a la dorada y lo presentamos muy bien desmigado y envuelto por huevo y patatas. Un plato que hará las delicias también de los más pequeños de la casa.

Lomo de bacalao confitado con puré de guisantes y salsa de berberechos. Este es, sin duda, el plato estrella. El confitado, pese a ser una técnica de cocina que se suele referir a las carnes, hoy también se elabora en pescados como el bacalao. Gracias a este proceso, en el que se introduce un tipo de grasa (mantequilla) y se cocina a baja temperatura, se consigue una fusión que aporta una jugosidad espectacular a la carne del pescado. Al añadirle puré de guisantes y los berberechos, se acentúa la intensidad de sabor.

Todos estos platos son solo una muestra de lo que podrás disfrutar del 20 al 30 de marzo, si vienes a esta, tu casa, Casa Emiliana, de lunes a viernes.

Ven y disfruta de la Jornada Gastronómica del Bacalao, nuestra “ternera del mar”.