Cada vez son más las personas que se decantan por un menú de catering para para celebrar su evento, algo que puede significar un éxito absoluto si se organiza correctamente.

La profesionalidad y la calidad con la que se hacen los productos es fundamental si queremos que nuestros invitados vivan una experiencia única. Un catering tiene como finalidad proveer de alimentos y bebidas a una fiesta, evento o presentación en general, pero existen varios tipos de propuestas y es recomendable elegir la contratación de un catering según el tipo de evento que vas a realizar. Algunos optan por un cóctel, otros por un buffet o una cena y dependiendo de esta elección algunos prefieren comer sentados y otros de pie. Lo que es indiscutible es que, si lo has organizado con mucho mimo, todo el mundo quedará contento.

Servicios que ofrece un catering

 

Dentro del concepto y visión más básica, un catering tiene que ver con la comida y con todos los aspectos que conciernen al lugar donde se celebra: la presentación en la mesa, la ambientación, el servicio de camareros… 

Sin duda alguna, uno de los requisitos clave es que la cocina sea buena y se adapte al tipo de evento solicitado. Siempre es bueno que preguntes a la empresa en la que vas a contratar el servicio sobre el plan de menús, sustituciones de recetas y la posibilidad de contar con un espacio para preparar, calentar y transportar grandes cantidades de comida en caso de ser necesario.

El servicio al cliente, la flexibilidad y la creatividad también son importantes, ya que hay ocasiones en las que las recetas tienen que ajustarse porque hay que hacer frente a las alergias alimentarias y hay que cubrir unas necesidades dietéticas o preferencias personales. Por ese motivo, una persona imaginativa siempre será capaz de triunfar en este tipo de situaciones, a la vez que infundir confianza en su cliente.

catering-coctel

Consejos para que salga bien un catering

 

1. Variedad de platos y menús

Una de las principales ventajas de contratar un catering es la variedad de platos y los menús disponibles que existen para adaptarlos a tus preferencias y a la de los invitados. Si tienes un evento de marca es ideal un catering de mañana con aperitivos ligeros.

Aunque si prefieres un almuerzo o cena de empresa, habrá que elegir los variantes acorde al evento que se vaya a realizar. En este sentido, hay que hacer una buena planificación en función del número de asistentes para que la comida sea la suficiente para repetir.



2. Elegir menús especiales

Una de las posibilidades que nos surgen al contratar un catering es la posibilidad de tener invitados con intolerancias y alergias. Esto tiene fácil solución con un menú previamente confeccionado si surgen este tipo de ocasiones. Te aconsejamos que tengas en cuenta estos detalles para evitar contratiempos de última hora.

3. Adaptabilidad al evento que quieras

Es fácil encontrar un servicio de catering que se adapte a tus necesidades. Normalmente, las empresas se organizan en función de la propuesta o se puede sugerir o asesorar dependiendo de si es una cena de empresa, bautizo, comunión, cumpleaños u otro tipo de evento.

Puedes elegir entre incluir un buffet en bandejas, una barra de bar para servir las bebidas o barra libre donde haya variedad de golosinas.

4. La profesionalidad

No hay nada que nos aporte más tranquilidad que saber que estamos en buenas manos y que contamos con profesionales que han sabido plasmar en el servicio de catering todo lo que necesitamos.

Para tal fin, hay que tener en cuenta la mantelería, vajilla, bandejas de comida, barra libre, camareros y el menú seleccionado. Sin olvidar el tema de manipulación de alimentos, que no deja ser algo fundamental porque los catering están sometidos a controles de calidad para garantizar la seguridad y confianza de los clientes.

5. La satisfacción personal

No hay nada mejor que saber que has elegido un buen servicio de catering y que tus invitados se quedaron contentos con la propuesta. El hecho de no tener que preocuparte por nada, solo de disfrutar y compartir el evento con los demás ya supone un gran alivio personal.

Una empresa de catering para eventos puede proponerte un catering económico o algo más sofisticado dependiendo de tu necesidad, pero nunca olvidará el principio de la profesionalidad y buen hacer independientemente del servicio que necesites.

6. La decoración y ambientación

Este aspecto es muy importante porque dentro de la contratación de este servicio de catering es importante crear un ambiente apropiado y personalizado al gusto del cliente donde también se incluya el montaje, desmontaje y limpieza tras la realización del evento.

catering-decoracion

Tras esta exposición, y si quieres que tu catering sea todo un éxito, recuerda estas pautas o sigue estos consejos. No olvides que nuestra reputación y la de nuestra marca o empresa también depende del tipo de catering que se contrate y la elegancia y profesionalidad del servicio.