RESERVAR
TAKE AWAY

El próximo 21 de mayo se celebra una jornada muy energética: el Día Internacional del Té. Una ocasión inmejorable para ampliar tus conocimientos sobre las distintas propiedades del té, sus beneficios para la salud y los distintos efectos que cada variedad genera en tu organismo.

Si aún sigues pensando que el café es el único estimulante posible para tu día a día, este artículo te interesará especialmente. Ve encargando la kétel porque quizá el té haya llegado para quedarse en tu vida.

El té y sus distintas propiedades

Todo el mundo conoce el principal efecto secundario del té: estimular. Y es cierto, porque el té contiene cafeína, has leído bien, el mismo estimulante del sistema nervioso que el café, del que tomó su nombre.

Y es cierto, una buena taza de té sirve para despertar, para poner en marcha las neuronas, es una aliada de los procesos creativos y genera también una cierta sensación de euforia. Sin embargo, el té tiene muchas más propiedades que las meramente motivantes.

Hablamos de beneficios que van más allá del efecto inmediato, es decir, beneficios a largo plazo del té como son la prevención contra el cáncer, el control del colesterol, el cuidado del sistema cardiovascular, la aceleración del metabolismo o como freno al engorde, gracias a sus propiedades diuréticas.

¿Qué tipos de té son los más saludables?

Si te preocupa tu salud, el té es una bebida que no puede faltar en tu despensa. Ahí están esos tés considerados ‘detox’ por su poder depurativo. Como el té verde, considerado el más efectivo para ‘limpiar’ el organismo, pulverizar los lípidos y darle un nuevo empuje a tu sistema digestivo. Podrás tomar hasta tres tazas de té verde al día sin problemas. Apúntalo no solo para tus operaciones ‘detox’, sino para tu día a día. Tus riñones también lo agradecerán.

El té rojo tampoco debería faltar en tu bandeja de bolsitas de té variadas. Son varios los defensores de esta variedad del té gracias a sus propiedades quemagrasas. Es decir, si estás inmerso en una dieta de adelgazamiento, el té rojo debe formar parte de tus menús diarios.

Diversos estudios científicos han demostrado la capacidad del té rojo para ayudar en el proceso de absorción de grasas. En otras palabras, el té rojo sería responsable de que las grasas alimentarias no se transformen después en michelines de más.

propiedades del te

Los tés más relajantes

Si bien el té se toma para cargar las pilas la mayoría de las veces, este tipo de infusiones también se pueden beber para alcanzar un estado de bienestar y calma. Entre las más solicitadas en ese sentido, es el té blanco, considerado el té con menos teína (o cafeína, pues es la misma molécula).

Con entre 10 y 15 mg de teína, el té blanco es la infusión más suave y más indicada para beberla al final del día, sin que por ello te quite, literalmente, el sueño. Mientras que los tés más cargaditos rondan los 40 mg por taza, el té blanco no te pondrá como una moto.

Así que sí eres de los que un solo té le sabe a poco, el té blanco es tu aliado.

Los mitos del rooibos

Tés con más o menos ‘rocanrol’, pero siempre tés. No el caso del rooibos, que se mete a menudo en el saco de estas infusiones estimulantes, pero que propiamente no es un té, sino una infusión (como puede serlo también la manzanilla).

Estaría por tanto mal llamado “té rooibos”, pues no pertenece a esa familia, como estaría también mal asumido que es una bebida relajante, pues no tiene efectos narcóticos. Simplemente, no estimula, al no tener cafeína, así que la descripción más precisa del rooibos sería la de bebida inocua. En cualquier caso, su ligero sabor a ciruelas la hacen agradable a cualquier hora.Y más aún si lo tomas, o cualquiera de nuestros selectos tés, tras una estupenda comida o cena en Casa Emiliana. ¡Te esperamos!

🍴 Reservar mesa 🍲