RESERVAR
TAKE AWAY

La alcachofa es una de las hortalizas estrella en nuestra gastronomía porque además de sus cualidades saludables, que luego te contaremos, es deliciosa.

Pero; ¿Es una planta o una flor? ¿De dónde proviene? ¿Por qué se la considera un alimento milagroso? De todo ello, de sus curiosidades y trucos para cocinarla, vamos a hablar hoy.

¡Abróchate el mandil!

El palo de espinas

En algunas pinturas egipcias ya se observan representaciones de la alcachofa al considerarla como un alimento poderoso de alta capacidad nutricional y curativa.

Su origen es incierto, y parece proceder de una especie de cardo cultivado por griegos y romanos, pero fueron los árabes quienes la exportaron desde el noreste de África a los países mediterráneos.

De hecho la adaptación al castellano de su nombre “al-kharshûf” que quiere decir “Palo de espinas” viene del árabe pero también puede proceder del griego “kynára” o “kynaros” una especie originaria de la isla Kinara en el mar Egeo.

Propiedades y beneficios de la alcachofa

Es conocida como una verdura milagrosa ya que tiene multitud de propiedades.

La alcachofa contiene:

  • Inulina, una fibra prebiótica que sirve de alimento a los gérmenes beneficiosos del intestino.
  • Poco hidrato de carbono y proteína por lo que es baja en calorías y por tanto recomendada en las dietas.
  • Es rica en calcio, fósforo, magnesio y potasio.
  • Contiene Vitamina E, un potente antioxidante, Vitamina D y pequeñas cantidades de vitamina B3.
  • Ácido clorogénico, málico y cítrico.

Recomendada para:

  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Favorece la digestión y la sensación de saciedad.
  • Regula el intestino y la vesícula biliar.
  • Es depurativa de la sangre.
  • Previene el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
  • Combate el estreñimiento.
  • Controla los niveles de azúcar en sangre.

El cuento de la alcachofa que no acaba bien

Cynara scolymus o Cynara cardunculus L es el nombre científico de la alcachofa y proviene de la bella Cynara que vivía feliz con su familia hasta que el caprichoso Zeus se cruzó en su camino y trastocó todos sus planes.

Sin hacerte mucho spoiler la leyenda sería así: «El dios más poderoso del Olimpo se enamora de una dulce jovencita y se la lleva con artimañas a vivir a su reino. La chica no encaja en la vida disipada de esa tierra y decide escaparse para regresar a su zona de confort. Zeus tiene una mala tarde, la convierte en alcachofa. Fin del cuento.»

Desde entonces se dice que bajo un montón de capas de hojas duras sigue escondido el corazón tierno y delicado de la desdichada Cynara.

Siete curiosidades de la alcachofa:

  1. Neruda le dedicó uno de sus más bellos poemas:” La dulce alcachofa allí en el huerto, vestida de guerrero, bruñida como una granada…”
  2. En Chile, alcachofa significa bofetada así que mucho cuidado con lo que pides en un restaurante.
  3. Siglo XVI Carolina de Médici solía consumirlas a diario dada su hipotética propiedad afrodisíaca.
  4. Suele consumirse como apetitivo por el poder estimulante de abrir el apetito.
  5. La alcachofa es una flor y solo consumimos el 20% de su inflorescencia.
  6. En extracto forma parte de algunos cosméticos naturales y otras aplicaciones medicinales.
  7. La oxidación proveniente de la sustancia Cinarina de sabor amargo, que es la gran característica de la alcachofa, y es difícil maridarlas con vino por eso se recomiendan los blancos semidulces o incluso la leche.

Los trucos de nuestra cocina

  • Mientras las estás limpiando ve metiéndolas en un bol con agua fría, limón y unas ramas de perejil.
  • Si las compras en conserva dales un ligero hervor para escaldarlas.
  • Te recomendamos cocerlas en un recipiente de barro o de acero inoxidable ya que se oscurecen al contacto con el aluminio.
  • Una cocción al vapor es perfecta para conservar todas sus propiedades nutricionales.
  • Si vas a hacerlas a la plancha o a la brasa, no cortes las puntas para mantener la humedad y evitar que se resequen.
  • Para comprar la mejor calidad las alcachofas deben pesar mucho y acercarlas al oído escucharás un “clic” señal de que son frescas.
  • Consérvalas en el frigorífico en una bolsa cerrada dentro del cajón de las verduras.
Alcachofas en el restaurante Casa Emiliana del norte de Madrid.

Somos muy fans de las alcachofas

En Casa Emiliana somos muy fans de esta flor poderosa, por eso las ofrecemos en tres de nuestros mejores platos.

Salteadas con otras verduras de temporada, “confitadas y terminadas en plancha con jamón ibérico” o en nuestro “arroz con licuado de espinacas”, la alcachofa es un alimento delicioso al que no te podrás resistir.

Con nuestro Take Away puedes llevártelas a casa o reservar tu mesa hoy mismo.

¡Pon una alcachofa en tu vida y estarás “inlove” todo el año!

Te esperamos.

Reservar