elegir restaurante comunion

Cómo elegir el mejor restaurante para la comunión de tu hijo

La primera comunión de tus hijos es un momento inolvidable para ellos y para vosotros, ya que se trata de una celebración muy importante en la que recibirá por primera vez la eucaristía y lo compartirá con la familia y los amigos.

Son muchos los detalles que hay que dejar bien atados para ese día: los vestidos y trajes, las invitaciones, los regalos y, por supuesto, el restaurante en el que vais a celebrarlo.



Para que no os agobiéis, lo mejor es que elijáis un restaurante para la comunión cuanto antes. De hecho, tres o cuatro meses antes de la fecha clave es una buena opción, así os aseguráis de que vais a escoger con tranquilidad el lugar que más os guste.

A la hora de valorar las diferentes propuestas que existen hoy en día, es muy importante que os centréis en tres aspectos básicos, como el menú, la flexibilidad con las comidas y los espacios.

primera comunion

El menú de primera comunión

A la hora de decidir qué menú queréis para la  primera comunión de vuestros hijos hay que tener en cuenta el tipo de personas que van a asistir. Seguramente se trate de un público heterogéneo en el que haya adultos, jóvenes, ancianos y, por supuesto, niños, y no a todos les gustan las mismas cosas, por eso, cuanto más variada sea la carta, más probabilidades tendréis de acertar.

Es muy importante que no se os olvide preguntar si alguno de los invitados es alérgico o intolerante a algún tipo de alimento. Si avisáis al restaurante de que ciertos alimentos queden excluidos, os ahorraréis muchos quebraderos de cabeza y, además, los invitados os agradecerán que hayáis pensado en sus necesidades.

Dicho esto, existen platos estándar con los que siempre vais a acertar y son los siguientes:

  • Embutidos: queso, salchichón, jamón, chorizo… la calidad la eliges tú, pero esto siempre gusta a todo el mundo y es un plato muy adecuado para abrir boca y ponerlo al principio de la comida, como entremeses.
  • Ensaladilla rusa: otro plato tradicional de nuestra gastronomía que nunca pasa de moda. Además, es muy versátil y se puede adaptar a las necesidades de vegetarianos, intolerantes a la lactosa, etc.
  • Ofrece carne y pescado. Esto es un clásico. Siempre hay a quien le gusta más uno u otro y ofrecer ambos es sinónimo de generosidad para con tus invitados.
  • El postre. Por supuesto, no debe faltar la tradicional tarta de primera comunión, con muñequito incluido en lo alto. Para tu hijo será el mejor recuerdo de su celebración.

Comidas diferentes

Una vez vistos los productos que no pueden faltar en un menú de comuniones, también tenemos que valorar otros aspectos cómo pueden ser en cuanto a la originalidad de las recetas. Por ejemplo, uno de los restaurantes más solicitados para la celebración de comuniones que aúna tradición con modernidad es Casa Emiliana, situado en Madrid.

Casa Emiliana tiene ocho tipos de menús diferentes, además de otro infantil y todo tipo de servicios especiales para comuniones, como pueden ser los Candy Bar y un cóctel de recepción en sus jardines.

Además de productos españoles tradicionales como el jamón, el queso o el lomo ibérico, entre sus entrantes destacan el surtido de panes con tomate, cigarritos de morcilla o cazuela de torreznos caseros.

En cuanto a los primeros platos, podrás encontrar entrecot de ternera a la parrilla, carpaccio de salmón con acompañamiento, carrillera glaseada, lomo de merluza o solomillo de vaca. 

Todos sus menús se completan con dulces, helados e infusiones para completar un día inolvidable.

El chef, Rafa Parro

Uno de los secretos de los menús de Casa Emiliana es que cuenta con un chef de referencia en nuestro país, Rafa Parro. Este profesional lleva desde los diecisiete años entre fogones (empezó en los Paradores de Turismo) y para él la innovación es el ingrediente principal de la cocina.

 Sus principios son el cuidado de la materia prima y las presentaciones atractivas para los clientes. 

La primera comunión es un día muy importante también para vosotros como padres o madres, y puede daros más de un quebradero de cabeza tenerlo todo atado. Pro eso, elegir un restaurante que sea responsable con los detalles, en el que se cuiden los menús y que ofrezca un lugar encantador para que disfrutéis, es algo en lo que merece la pena invertir tiempo.

¿Y qué decir del espacio en el que vais a pasar el día? Como las comuniones se celebran normalmente en primavera, tenéis que prever que el restaurante tenga diferentes espacios para evitar problemas  si llueve o si hace demasiado sol. Contar con una bonita terraza o un jardín cuidado siempre va a ser más atractivo en la primera impresión, pero ¿y si a la caprichosa primavera le da por traer lluvia? Estar guarecidos en salones amplios y decorados con buen gusto os harán olvidar las inclemencias del tiempo.

En conclusión, si queréis que el día de la comunión de vuestro hijo sea inolvidable, recordad elegir el mejor restaurante con suficiente antelación, escoged un menú amplio que satisfaga a todos los invitados y no olvidéis que el local tenga todo tipo de espacios para resguardaros si llueve o hace demasiado sol.


vermut

¿Cuál es el origen del vermut?

El origen del vermut es mucho más lejano de lo que puedas imaginar. Aunque se trata de un vino muy asociado al momento del aperitivo español, lo cierto es que su origen se remonta a la antigua Grecia. El filósofo Hipócrates fue el primero (que sepamos) que comenzó a macerar ciertas flores en vino, lo que se considera como el antecesor de esta bebida.

Sin embargo, la comercialización masiva del vermut comenzó en Italia a finales del siglo XIX, llegando poco tiempo después a España.

La cuna española del vermut está un poco disputada, porque varias son las localidades que aseguran haberlo introducido en nuestro país. Por una parte, está la ciudad catalana de Reus, que comercializó el primero, con la marca Punt e Mes, en el año 1870. Por otra parte, también en esa época, la bodega onubense Melquiádes Saenz ya destilaba vermut.

En cualquier caso, no hay duda de que esta bebida caló de lleno y se integró en la cultura de nuestro país, de norte a sur. De hecho, se realizan todo tipo de eventos relacionadas con ella, como es el caso de Madrid Vadevermut 2019, una feria internacional del vermut y el aperitivo.

como-hacer-vermut

Tipos y características de vermut

El vermut cogió un gran impulso en España en 1881 gracias a que el gobierno de entonces estableció fuertes aranceles para los productos extranjeros, con el objetivo de aumentar las ventas nacionales. Esto hizo que las marcas de vermut españolas ganaran terreno a las extranjeras.

Hoy en día hallarás dos tipos de vermut en el mercado: el rojo y el blanco. La base de ambos es la misma, están elaborados con azúcar, alcohol, vino blanco y extractos de hierbas.

La diferencia radica en los botánicos que se añaden a esta mezcla base. 

Así, en el rojo hay más ajenjo, lo que le confiere un sabor más dulce. Se trata de una hierba aromática y medicinal asociada a capacidades curativas. A su vez, los expertos afirman que este vermut tiene matices a especias mediterráneas aromáticas.

Por otro lado, el vermut blanco que tiene un sabor más suave, está elaborado con cítricos, y seguramente te resultará menos amargo que el rojo.

Ambos combinan bien con otras bebidas. Por ejemplo, puedes probar el rojo con whisky o ginger ale, y el blanco con tónica y ginebra. Para adornar la copa, sirve el vermut rojo con piel de naranja o pomelo y el blanco con una aceituna o con un trozo de manzana verde.

Marcas de vermut en España

Muchas bodegas han apostado por esta bebida en nuestro país, y las marcas de vermut se reparten a lo largo y ancho de nuestra geografía. No obstante, aquí tienes algunos de los mejores vermuts de España, según los expertos.

Vermut catalán con color teja brillante. Al olfato, este caldo recuerda a la madera pero con ciertos toques frescos, herbales y a bosque frondoso. En cuanto a su sabor, tiene mucho carácter y es equilibrado, además permanece mucho tiempo en boca.

Esta bodega mantiene 14 meses su vermut en barricas de roble para lograr un mayor añejamiento. Si lo pruebas, apreciarás cierto aroma a pasas, cereza y chocolate y, por supuesto, a aromas de barrica. En cuanto a su sabor, es muy equilibrado, sedoso y con un principio dulce que culmina con un final ligeramente amargo.

Vermut rojo que se caracteriza por ser muy aterciopelado y agradable al paladar, el sabor recuerda a la fruta madura con toques de especias, hierbas y sabor a madera. Tiene un año de crianza en barricas de roble, lo que deriva en una bebida con mucho cuerpo. Se puede tomar con el aperitivo o añadir a guisos de carne.

  • La Copa

Esta marca jerezana presume de fabricar vermut con la receta original que utilizaban en el siglo XIX y que aún conservan en el archivo histórico de la bodega. La marca atesora mucha historia y utilizan vinos Pedro Ximénez de más de ocho años como base de su vermut. Lo combinan con botánicos como piel de naranja, angélica, nuez moscada o ajenjo.

Vermut rojo, elaborado de forma tradicional que se diferencia por su equilibrio, aroma y por mantener altos estándares de calidad. Está hecho con una mezcla de plantas aromáticas, diferentes hierbas y vinos de calidad.

aperitivo-vermut

Como ves, el vermut entró con mucha fuerza en la cultura «de calle» de España, y la tradición de regar con ellos el aperitivo o las tapas de media mañana ha dejado paso a su conversión en una bebida gourmet.

De hecho, muchas bodegas se están dedicando a ofrecer vermuts fabricados con mucho mimo para que, no solo resulte el acompañante idóneo del ocio de los españoles, sino que también se mantenga ese buen recuerdo en sus paladares.


arroz-boletus

Arroz con boletus de Casa Emiliana con parmesano y jugo de carne

El arroz, en cualquiera de sus formas, es siempre un acierto en la mesa, porque es un plato que gusta a la mayoría de la gente (grandes y pequeños), con muchos nutrientes, y que presenta una amplia gama de posibilidades de preparación y presentación.

En esta ocasión, en Casa Emiliana hemos apostado por el arroz con boletus, pero con nuestro toque especial: parmesano y jugo de carne, uno de los platos estrella de nuestra carta cuya receta queremos compartir contigo.

En este plato concreto que vamos a preparar, el arroz queda con un aspecto meloso, esto es, entre seco y caldoso. Es algo muy importante que debemos tener en cuenta porque, la cantidad de agua que se debe utilizar a la hora de cocinarlo no es la misma que para la elaboración de un arroz seco. Es decir, la famosa medida de “el doble de agua que de arroz” no es suficiente en esta ocasión, ya que necesitaremos que sea de tres medidas de caldo por una de arroz.

Qué arroz elegir

Para la elaboración de l arroz con boletus (que ya hemos mencionado que es más meloso) se suelen emplear arroces italianos como el arborio y el carnaroli, que son de grano corto y duro, lo que hace que aguanten mejor el proceso de cocción, que es más lento del habitual.

Fotos: central, Recipeland, izquierda,  The Gourmet RD

Escoger los boletus

Entre el resto de los ingredientes, los indispensables son, lógicamente, boletus o setas, que deberán ser frescos y en una cantidad de no menos de 300 gramos para que de suficiente sabor y textura al plato. Si quieres saber más sobre las setas puedes leer nuestro post “consejos para cocinar setas”.

Para empezar, se deben limpiar bien los boletus y después dorarlos con un poco de sal y pimienta negra. Una vez están bien dorados, se retiran los boletus y se hace el sofrito, añadiendo una cebolla picada, que debe quedar sin mucho fuego, para que se haga lentamente y quede confitada.

Posteriormente, se añade un diente de ajo, sin llegar a freírlo, para que no de otro sabor diferente al que deseamos conseguir.

A continuación, se incorporan los boletus y el arroz, que deben empaparse bien del sabor del sofrito que previamente hemos preparado.

Se añade el jugo de la carne (recordad la cantidad de caldo tres veces mayor, como mencionamos al principio del post) que ayudará que plato quede jugoso y muy sabroso.

Por último, añadimos un poco de sal y dejamos hervir todo junto durante unos 17 minutos. Los cinco primeros con más fuerza, luego otros siete minutos a temperatura media, y cinco últimos minutos los reservamos para el horno, que habrá que calentar previamente a 190 grados.

Y como toque final… ¡El queso parmesano rallado!

El resultado salta a la vista, un plato jugoso y muy sabroso que hará las delicias de los grandes arroceros.

arroz-boletus-con-parmesano

Ya sabéis que en nuestra carta podéis encontrar este delicioso plato y otros muchos tipos de arroces. ¡Os esperamos!


consejos-elegir-vino

Consejos para elegir un buen vino

Comprar vino puede ser un reto para muchas personas. Y es que se trata de una bebida con una inmensa trayectoria cultural y técnica. Lo que ha permitido que desarrolle múltiples variedades, marcas y sabores.

Por todo ello, el vino no es tan solo una bebida social, también se trata de una pieza fundamental de nuestra gastronomía. Como tal, es fundamental saber acompañarlo adecuadamente. Y es que puede hacer mucho por el sabor de los platos con los que se sirve. Así, puedes encontrar una amplia variedad de tipos de vino recomendados para carnes, pescados e, incluso, postres.

Los mejores vinos tintos y cómo acompañarlos

El vino nace de la fermentación procedente del jugo de las uvas. En el caso del vino tinto, este adquiere su color gracias al tipo de uva que se utiliza para prensar. En estas situaciones, el jugo o mosto permanece junto a la piel de la propia uva morada, para terminar por absorber, así, buena parte del color natural de la fruta.

Dentro del vino tinto podemos crear varias distinciones en función de diferentes elementos. Por ejemplo, el tipo de uva que se ha empleado para su elaboración. Otro caso es el grenache, muy cultivado tanto en España como en Francia. El malbec sería otra opción, muy relacionado también con las marcas francesas.

La uva es la esencia de la bebida, pero puede haber otros tantos factores que alteren el resultado del producto. En general la uva determina todo, ya que en función de la fermentación del jugo convendrá un tipo de almacenamiento u otro y, por ende, se logrará una línea concreta de sabores.

Otra distinción está en el sabor, aquí los tenemos:

  • Afrutados. El burdeos o el rioja son los más sobresalientes en este apartado. Se diferencian, evidentemente, por los tintes frutales de su sabor.
  • Balsámicos. Suelen tener reminiscencias de vainilla, pino o incluso tabaco en su sabor.
  • Especiados. El clavo o la canela son las dos especias más utilizadas para la producción de vinos. Ofreciendo así una mayor variedad en sus resultados.

El etiquetado de los vinos tintos nos ofrece también una buena cantidad de información sobre ellos. Principalmente acerca del origen y de su envejecimiento, otro punto clave.

  • Garantía de origen. Suelen ser vinos de primer o de segundo año, que conservan todavía un sabor muy fresco y joven.
  • Crianza. Aquí estarían aquellos vinos a partir de tres años, por lo menos, y con una estancia previa en determinado tipo de barricas.
  • Reserva. Se trata de vinos que han permanecido más de tres años en botella y, como mínimo, otro en barrica.
  • Gran reserva. Aquí el tiempo mínimo en la barrica es de dos años. Tienen un sabor mucho más profundo.

Ahora bien, ¿cómo maridar cada tipo de vino? Como ves, dependerá de la uva, de su sabor, del tipo de etiquetado y demás.

En general se relaciona el vino tinto con el consumo de carnes rojas, pero también con el pollo puede tener un buen resultado, especialmente ante tintos especiados.

Por otro lado, los sabores fuertes se ven bien acompañados de esta clase de vinos. Un tópico es el de que el vino blanco funciona para el pescado, y, en general, es cierto, pero como ejemplo, un tinto tempranillo puede quedar excelentemente con peces de río gracias a que el sabor de su carne es mucho más fuerte e intenso. Por tanto, no es algo que tenga una respuesta tan general ni amplia.

Los mejores vinos blancos y cómo acompañarlos



Nuevamente, aquí vemos que los tipos de uva y su conservación son los principales responsables del sabor de este tipo de vinos.

La idea es la de realizar un prensado mucho más suave sobre las uvas para que, de esta manera, solo suelte el mosto sin el orujo.

 La propia vid y el área en el que esta se cosecha son los determinantes de esta bebida. Así, el área más simbólica probablemente sea la de Chardonnay, con un sabor eminentemente afrutado.

En nuestro país, el albariño es el que más se destacaría.

En cuanto al etiquetado, para los blancos podemos utilizar el mismo que para los tintos, con una salvedad.

El gran reserva suele tener que pasar más tiempo en las barricas en el caso del vino blanco, por lo general. 

¿Y qué puede acompañar? Pues marida especialmente bien con pescados y mariscos. Pero también lo puedes utilizar para acompañar alguna pasta blanca, arroces y también para las ensaladas, ya que realza sabores y mantiene la ligereza del plato.

En conclusión, comprar vino no siempre es una tarea sencilla, y mucho menos ahora que conoces la complejidad de factores y de elementos que influyen en su sabor. Por lo tanto, siempre es importante contar con una persona de confianza que haya demostrado sus conocimientos sobre vinos y que te dejes orientar y guiar por los profesionales. Así sabrás cómo disfrutar adecuadamente esta bebida tan polifacética y encontrarás vinos buenos.


decoracion-mesa

Cómo decorar y poner la mesa correctamente

Poner y decorar la mesa es una actividad que no debe tomarse como algo totalmente secundario, ya que es una parte más de una celebración. Y es que, no son solo los buenos alimentos y la mejor compañía los que redondean una fiesta y la hacen perfecta; son los pequeños detalles los que contribuyen a cerrar tal virtuoso círculo.

Seguramente te has preguntado a menudo cuál es el orden de cada elemento de una mesa y cómo es el protocolo a seguir. Descúbrelo en esta entrada.

 

La ordenación de los elementos de una mesa

En todo evento que vayas a celebrar, la mesa es el eje central en el que se desarrollarán la mayor parte de las relaciones sociales. Si bien la cocina es el núcleo donde se prepara la comida, allí donde esté la mesa, sea el comedor o el salón, será donde esté la acción principal.

Colocar los diferentes elementos no debe dejarse al azar y hay que disponerlos siguiendo un protocolo. Esto marcará la diferencia entre una festividad más y una en la que se ha atendido a todos y cada uno de los detalles. ¿El resultado? La sorpresa total de los comensales.

 

Elegir el mantel adecuado

En la decoración de mesa el mantel es la pieza fundamental, ya que es la más vistosa y, por tanto, la que más deberá cuidarse. No debes colocarlo sobre la mesa directamente, es necesario que dispongas primero un protector o muletón. El objetivo es proteger la mesa de cualquier daño que pueda llegar a sufrir. Por descontado, el mantel deberá estar impecable para dar una buena impresión.

Es aconsejable que esté correctamente planchado y, así, evitar cualquier arruga que afee su perfecta disposición. Además, este debe ser blanco o de un tono pálido muy claro y en caso de que busques un toque formal el mantel deberá ocupar toda la mesa.

mantel-mesa

Dónde se colocan los cubiertos

Otro apartado fundamental es la disposición de los diferentes cubiertos que serán utilizados. Seguramente has visto en muchas películas cómo se ordenan, pero nunca habías comprendido el motivo detrás de tanto orden. A la hora de colocarlos existe una regla de oro: los cubiertos se colocan de manera inversa al uso que se les va a dar. Así, los primeros en utilizarse estarán en el exterior y los últimos hacia el interior.

En cuanto a la disposición de los más básicos, el cuchillo, el tenedor y la cuchara, debes saber que guardan un orden determinado. El tenedor se dispondrá en el lado izquierdo del plato, mientras que los otros dos irán en la derecha del mismo.

 

La vajilla y la cristalería

Sobra decir que esta deberá ir acorde al número de invitados. No se debe mezclar el tipo de vajilla, ya que la informal no casaría en un evento formal.

El primer plato que se coloca es uno llano y, sobre este, un plato hondo, el cual no debe colocarse solo sobre la mesa. En cuanto a la cristalería, se disponen de dos vasos, uno para el agua y el otro para el vino. Estos irán frente al plato, el de agua a la izquierda y el de vino a la derecha.

cubiertos-colocacion

¿Por dónde empezar a servir?

Una vez todos los elementos estén dispuestos y los comensales a la mesa llega el momento de servir la comida. Esta se sirve por la izquierda y se retira por la derecha, salvo en el caso de que la elaboración ya esté emplatada, caso en el que puedes servirlo por la derecha. En cuanto al orden en el que se sirven los alimentos, los primeros son los más suaves y los últimos los más fuertes.

Cuando tengas que servir las bebidas procura no tocar la mesa con la botella y tampoco eleves el vaso, ya que no servirá de ninguna ayuda. Es mejor verter el líquido de esta manera y evitar más manos de las necesarias. De lo contrario, el impoluto mantel que tanto te ha costado colocar se echaría a perder, y con él la velada.

 

Centros de mesa y decoración

La colocación de los adornos de mesa es otro apartado de gran importancia a la hora de disponer la mesa. Lo primero que debes tener en cuenta es que la decoración no debe estorbar en ningún momento; tampoco debe resultar excesiva. Los centros de mesa son un gran aporte, especialmente en mesas cuadradas. Pero no deben ocupar tanto espacio como para no poder disponer fuentes y ensaladeras. Si vas a colocar flores procura que no sean olorosas, ya que podrían interferir con el aroma de la comida.

decoracion-estilo-mesa

Si sigues las indicaciones de esta entrada triunfarás en cada evento que decidas realizar. Poner la mesa en su correcto orden aporta elegancia y enriquece la velada. Además, la decoración y los detalles contribuirán a crear una atmósfera única, la cual nadie olvidará.


servicio-catering

Cómo contratar un catering para eventos

Cada vez son más las personas que se decantan por un menú de catering para para celebrar su evento, algo que puede significar un éxito absoluto si se organiza correctamente.

La profesionalidad y la calidad con la que se hacen los productos es fundamental si queremos que nuestros invitados vivan una experiencia única. Un catering tiene como finalidad proveer de alimentos y bebidas a una fiesta, evento o presentación en general, pero existen varios tipos de propuestas y es recomendable elegir la contratación de un catering según el tipo de evento que vas a realizar. Algunos optan por un cóctel, otros por un buffet o una cena y dependiendo de esta elección algunos prefieren comer sentados y otros de pie. Lo que es indiscutible es que, si lo has organizado con mucho mimo, todo el mundo quedará contento.

Servicios que ofrece un catering

 

Dentro del concepto y visión más básica, un catering tiene que ver con la comida y con todos los aspectos que conciernen al lugar donde se celebra: la presentación en la mesa, la ambientación, el servicio de camareros… 

Sin duda alguna, uno de los requisitos clave es que la cocina sea buena y se adapte al tipo de evento solicitado. Siempre es bueno que preguntes a la empresa en la que vas a contratar el servicio sobre el plan de menús, sustituciones de recetas y la posibilidad de contar con un espacio para preparar, calentar y transportar grandes cantidades de comida en caso de ser necesario.

El servicio al cliente, la flexibilidad y la creatividad también son importantes, ya que hay ocasiones en las que las recetas tienen que ajustarse porque hay que hacer frente a las alergias alimentarias y hay que cubrir unas necesidades dietéticas o preferencias personales. Por ese motivo, una persona imaginativa siempre será capaz de triunfar en este tipo de situaciones, a la vez que infundir confianza en su cliente.

catering-coctel

Consejos para que salga bien un catering

 

1. Variedad de platos y menús

Una de las principales ventajas de contratar un catering es la variedad de platos y los menús disponibles que existen para adaptarlos a tus preferencias y a la de los invitados. Si tienes un evento de marca es ideal un catering de mañana con aperitivos ligeros.

Aunque si prefieres un almuerzo o cena de empresa, habrá que elegir los variantes acorde al evento que se vaya a realizar. En este sentido, hay que hacer una buena planificación en función del número de asistentes para que la comida sea la suficiente para repetir.



2. Elegir menús especiales

Una de las posibilidades que nos surgen al contratar un catering es la posibilidad de tener invitados con intolerancias y alergias. Esto tiene fácil solución con un menú previamente confeccionado si surgen este tipo de ocasiones. Te aconsejamos que tengas en cuenta estos detalles para evitar contratiempos de última hora.

3. Adaptabilidad al evento que quieras

Es fácil encontrar un servicio de catering que se adapte a tus necesidades. Normalmente, las empresas se organizan en función de la propuesta o se puede sugerir o asesorar dependiendo de si es una cena de empresa, bautizo, comunión, cumpleaños u otro tipo de evento.

Puedes elegir entre incluir un buffet en bandejas, una barra de bar para servir las bebidas o barra libre donde haya variedad de golosinas.

4. La profesionalidad

No hay nada que nos aporte más tranquilidad que saber que estamos en buenas manos y que contamos con profesionales que han sabido plasmar en el servicio de catering todo lo que necesitamos.

Para tal fin, hay que tener en cuenta la mantelería, vajilla, bandejas de comida, barra libre, camareros y el menú seleccionado. Sin olvidar el tema de manipulación de alimentos, que no deja ser algo fundamental porque los catering están sometidos a controles de calidad para garantizar la seguridad y confianza de los clientes.

5. La satisfacción personal

No hay nada mejor que saber que has elegido un buen servicio de catering y que tus invitados se quedaron contentos con la propuesta. El hecho de no tener que preocuparte por nada, solo de disfrutar y compartir el evento con los demás ya supone un gran alivio personal.

Una empresa de catering para eventos puede proponerte un catering económico o algo más sofisticado dependiendo de tu necesidad, pero nunca olvidará el principio de la profesionalidad y buen hacer independientemente del servicio que necesites.

6. La decoración y ambientación

Este aspecto es muy importante porque dentro de la contratación de este servicio de catering es importante crear un ambiente apropiado y personalizado al gusto del cliente donde también se incluya el montaje, desmontaje y limpieza tras la realización del evento.

catering-decoracion

Tras esta exposición, y si quieres que tu catering sea todo un éxito, recuerda estas pautas o sigue estos consejos. No olvides que nuestra reputación y la de nuestra marca o empresa también depende del tipo de catering que se contrate y la elegancia y profesionalidad del servicio.


platos invierno comida

Las mejores recetas y platos de invierno

Cuatro platos de invierno sanos y nutritivos

En esta época apetecen más los conocidos como platos de invierno, contundentes y calentitos, y ahora que nos cuidamos más (o al menos lo intentamos), es posible mejorar las recetas más clásicas de esta época del año y degustar platos tradicionales sin que suba el colesterol por las nubes.

Te presentamos cuatro platos típicos del invierno en versión light para unos cuatro comensales. ¡Toma nota!

Fabada


El secreto para hacer una fabada sabrosa y baja en calorías está en añadir todos los ingredientes en crudo en lugar de hacer el típico sofrito, así como en sustituir la carne por pimentón de la Vera, una cabeza de ajo asada y algunas verduras.

Ingredientes:
50 gramos de alubias blancas.
1/2 tomate.
1/2 cebolla.
1 pimiento verde.
1 cabeza de ajo.
1 hoja de laurel.
Unas hebras de azafrán.
Pimentón de la Vera.
Un hueso de jamón.
Un chorrito de aceite de oliva.
Sal.

Modo de elaboración

Deja las alubias en remojo toda una noche, y a la mañana siguiente colócalas en una olla con todos los ingredientes, junto con la cabeza de ajo (previamente asada). Deja cocer a fuego lento durante un par de horas hasta que las alubias estén tiernas.

* Puedes hacer una versión rápida si quieres en la olla exprés. Con unos 20 minutos de cocción tendrás tu fabada lista.

Sopa castellana

La sopa castellana es una de esas recetas de cocina en invierno muy sencilla y rápida de elaborar y que, a su vez, ayuda a entrar en calor rápidamente, lo que resulta ideal para los días de frío invierno. Además, si la elaboras en versión más ligera, apenas tendrá calorías.
El truco para restarle la grasa sería no poner chorizo, aunque es un ingrediente tradicional en este tipo de platos al que no todo el mundo está dispuesto a renunciar. Por otro lado, el pan, alimento imprescindible en la elaboración de la sopa castellana, en lugar de freírlo en aceite, tuéstalo.

Ingredientes:
3-4 dientes de ajo.
100 gramos de jamón de serrano.
3-4 rebanadas de pan.
1 huevo por persona.
1 pastilla de caldo de verduras.
Pimentón dulce.
1 chorrito de aceite de oliva.

Modo de elaboración

Corta los ajos en láminas y fríelos en un poquito de aceite de oliva. Añade los taquitos de jamón serrano.
Después, incorpora el pimentón dulce. Es muy importante que retires la olla del fuego y añadas lo antes posible el agua para que el pimentón no coja un sabor amargo.
Tuesta en una sartén las rebanadas de pan (o fríelas si no quieres rebajar las calorías del plato. Añádelo a la olla junto a un litro de agua y una pastilla de caldo y deja que cueza.
Por último, escalfa en el caldo un huevo por persona.

* Si quieres una versión vegetariana, no le añadas el jamón serrano. Te aseguramos que está igual de rica y con apenas calorías.

Cocido

El cocido tradicional suele llevar tocino, costilla de cerdo, un hueso y una punta de jamón, chorizo y morcilla. Para intentar que “engorde” lo menos posible, hazlo solo con pollo; y si quieres darle un extra de sabor, añade el hueso y la punta de jamón.


Ingredientes:
1/2 pollo.
1 patata.
2 zanahorias.
1 puerro.
1 apio.
1 nabo.
50 gramos de garbanzos

50 gramos de alubias blancas.

Modo de elaboración

Deja los garbanzos y las alubias toda la noche en remojo y pon en una olla el pollo con las patatas y las legumbres.
Cuando empiece a hervir, ve retirando con una espumadera toda la grasa que se va posando sobre la superficie.
Una vez hayas retirado toda la grasa, añade las verduras y deja que hierva un par de horas hasta conseguir un caldo blanco.

Lentejas

Para conseguir que este plato resulte menos calórico, sustituye el chorizo y la morcilla por el intenso sabor que otorgan el ajo asado y el pimentón de La Vera, ya que este tiene un sabor muy parecido al chorizo.

Ingredientes:
250 gramos de lentejas.
1/2 cebolla.
1/2 tomate.
1 patata.
1 zanahoria.
1 cabeza de ajo.
1 pastilla de caldo de verduras.
1 chorrito de aceite de oliva.
Unos taquitos de jamón serrano.
Pimentón de la Vera.
1 hoja de laurel.

Modo de elaboración

Corta la media cebolla y el medio tomate en dos trozos, y la zanahoria y la patata en cuadritos.
A continuación, coloca todos los ingredientes en una olla exprés, ciérrala y deja cocer unos 12-15 minutos.

* En caso de que desees hacer una versión vegana, no le añadas jamón serrano.

Como ves, las comidas de invierno no tienen por qué engordar, siempre y cuando no le añadas grasas, y en Casa Emiliana puedes degustar estos y otros sabrosos platos de invierno de la mano de nuestro chef, Rafa Parro.

Con estas cuatro recetas saludables ¡entrarás en calor sin añadir a tu cuerpo ni una caloría de más!


Menús navideños para disfrutar en Casa Emiliana

Cada año suele surgir la gran pregunta: ¿dónde comemos en Navidad? ¿Qué hacemos en Nochevieja? Porque, pese a que son fiestas que tradicionalmente se celebran con la familia en casa, cada vez son más los que se animan a pasar estas fechas fuera, rodeados de los suyos, sí, pero en otro entorno “neutral” en el que no se producen conflictos con el menú que hay que preparar, ni hay que repartirse con las familias carnales y políticas. Lo mejor es estar todos unidos en un entorno amplio y espectacular, donde, además, se evitan las horas y el estrés que supone prepararlo todo (y recogerlo después). ¡La Navidad es muy especial, celebradlo a lo grande!

celebracion-navidad


Degustación por Navidad

A la hora de escoger el lugar, es fundamental ver que las opciones sean variadas en el menú, ya que cada persona tiene diferentes gustos y preferencias. Es algo que se tiene muy presente en Casa Emiliana, donde se ofrece un menú degustación especial para el día 25 de diciembre.

Gracias a que su cocina combina a la perfección los productos más exquisitos y tradicionales con los más innovadores que hay en el mercado, podremos encontrar, desde los clásicos judiones de La Granja con matanza del año, un surtido de jamón y lomo ibéricos con queso manchego, o ensaladilla rusa “al estilo de la abuela”, hasta medallones de foie con confitura de higo, y lomo de bacalao (uno de los pescados que siempre triunfan en la cocina) en salsa de berberechos y tallarines de verduritas.

Otra de las opciones que no pueden faltar en una comida tan especial como la de Navidad, es un jugoso cochinillo o el cordero asado en horno de leña a 300 grados y en recipiente de barro, con el que se logra que la piel quede crujiente.

 

Menú especial para los niños

Son nuestros pequeños “Máster chefs” y cada día son más exigentes con lo que degustan, por eso en Casa Emiliana siempre se presta especial atención a los niños, por eso ofrecen platos nutritivos como quieren los padres, y sabrosos como les gusta a ellos, para que también disfruten de una comida navideña muy especial con la familia.
En Casa Emiliana podrán elegir entre una variedad de entremeses o una lasaña boloñesa, y de segundo plato, chuletitas de cordero o escalope empanado.

menu-especial-fiestas

La última noche del año

Otro de los eventos más especiales que más gusta disfrutar con familiares y amigos, es la Nochevieja. El hecho de celebrarla en un buen restaurante hace que no tengas que preocuparte absolutamente de nada, salvo de disfrutar de un buen menú especial de Nochevieja, comer las uvas para entrar con buen pie en el nuevo año, y bailar hasta la madrugada.

En esta ocasión, al tratarse de una cena, lo mejor es tener unos entrantes variados, como los que ofrece Casa Emiliana, que cuenta con un gran surtido de ibéricos (jamón y lomo), queso manchego y lingote de foie y oro con caviar de Cuquillo.

Para entrar en calor, una crema de pularda, ligera y suave al paladar para dar paso al pescado y la carne. Respecto al primero, es importante acompañarlo con una guarnición que combine a la perfección para que no oculte el sabor del protagonista, como en este caso será la langosta Bellavista, que irá acompañada de crema cítrica de yuzu, un fruto muy codiciado en Japón por sus múltiples propiedades, y guisantes lágrima.

Para el plato de carne, no hay dudas en la elección, volvemos a la tradición del cordero asado de Riaza con guarnición de patatas panaderas, un clásico que nunca falla y que refuerza el intenso sabor de la carne.

 

Para los más pequeños

Pensando de nuevo en los niños, para la cena de Nochevieja en Casa Emiliana optan por los entremeses fríos y calientes, como jamón, queso, nuggets de pollo, croquetas, empanadillas de bonito, les seguirá un plato a elegir entre escalope empanado o chuletitas de cordero lechal con guarnición de patatas fritas (nunca fallan).

cena-nochevieja-menu

Dulces para después del brindis

Tan importante como los platos principales, es el postre. No hay nada mejor para culminar una exquisita cena de Nochevieja que acompañar el champagne tras el brindis con un dulce e intensificar así su sabor. ¿Y qué es lo más rico en estas fechas? Polvorones y mantecados artesanos típicos de la Estepa. Y para los niños, tarta especial con helado.

dulces-navidad

La emoción de los Reyes Magos en la mesa

La noche de los Reyes Magos es muy especial. ¿Qué mejor que vivir la emoción de esa noche con una exquisita cena para esperar la llegada de sus majestades de Oriente? Unos deliciosos y jugosos aperitivos para ir abriendo boca, como unos langostinos marinados con crujiente de panko, un pan rallado japonés muy utilizado para empanar y rebozar carne, verdura y pescado, y una ensaladilla de buey de mar y cangrejo.

En esta ocasión, tan especial como deseada por grandes y pequeños, el timbal de lubina, el gratén de puerro y soja, y escalibada templada son una combinación excelente para sorprender al paladar. Si se prefiere la carne, nada como el lomo de vaca cántabra al grill con piquillos y trigueros.

Pero, lo mejor de toda fiesta de Reyes Magos, es jugar, divertirse… ¡y recibir algún que otro regalo! ¿Qué os parece participar en una tómbola? Una buena idea en una fecha como esta, ¿verdad? Pues si además se acompaña de chocolate con churros… Será la guinda de una noche inolvidable.

niños-navidad

¡Os esperamos para haceros disfrutar de las mejores fiestas y despedir el año como merecéis, por todo lo alto!


frutas-otono

¿Cuáles son las frutas y alimentos del otoño?

El otoño es una estación idónea para aprovechar al máximo los mejores productos de temporada. Aunque en el supermercado puedes encontrar durante todo el año cualquier tipo de fruta, hemos de destacar que las de temporada siempre serán mucho más sabrosas y te aportarán esos sabores indescriptibles, que mejorarán tu experiencia gustativa.

 



Alimentos del otoño

Como venimos indicando, cuando todo parece morir en el campo es cuando más partido se le pueden sacar a las cosechas que se llevan a cabo a partir de septiembre. Podríamos dividirlas en dos grandes grupos.

 

Frutas del otoño

  • Aguacate. Por suerte, se ha puesto de moda últimamente y se ha convertido en esencial para nuestra dieta. Los de temporada te aportarán Omega 3, fibra, potasio, magnesio, vitamina B, vitamina E y antioxidantes.
  • Granada. Aporta vitaminas B y C, minerales (zinc, potasio, selenio y magnesio entre otros), antioxidantes, fibra y su peculiar color a cualquier plato. Degústala en ensaladas y te sorprenderás.
  • Caquis. Se compone en un 80 % de agua, contiene hidratos de carbono y proteínas vegetales de alto interés. Su degustación te dará una buena dosis de vitaminas y minerales.
  • Pera. Hay una enorme variedad de peras que puedes disfrutar durante el otoño. Por cada 100 gramos ingerirás 86 de agua, 10 de hidratos de carbono y uno de proteína. Contienen vitaminas B y C.
  • Manzana. La frase «una manzana al día del médico te libraría» es totalmente cierta. Esta fruta contiene pectina, una sustancia que baja el colesterol y que ayuda al hígado y a los riñones a filtrar las impurezas del organismo de forma más eficiente.
  • Kiwi. Su dosis de vitamina C y su cantidad de fibra convierten a esta fruta en imprescindible en cualquier desayuno.
  • Mandarina. Vitaminas A, B y C, proteínas, hierro y potasio son sus componentes más saludables.
  • Chirimoya. Se caracterizan por un sabor muy peculiar y por su aporte de calcio, hierro, fibra, vitaminas (B, C, D, E y K) y azúcar.

Verduras del otoño

  • Lombarda. Es la verdura con mayor cantidad de vitamina C. Además, contiene minerales varios y le aporta un sabor distinto a sus ensaladas. ¿Qué más se le puede pedir?
  • Col. Destaca por sus niveles de vitamina K y por su cantidad de proteínas y de calcio. Va bien con todo y no solo en ensaladas frías. Pruébala con arroz, tras hervirla, y conseguirás un plato perfecto para equilibrar tu organismo con facilidad.
  • Rábano. Con sus 17 calorías cada 100 gramos puede ser perfecto para tu dieta. Si le añades que aporta calcio, potasio, magnesio, vitaminas (A, B, C, D, E y K) y fósforo el resultado es un tubérculo magnífico para degustar en crudo o en caliente.
  • Berenjena. 21 calorías por cada 100 gramos, vitaminas y minerales necesarios para tu salud y una adaptabilidad a todo tipo de ingredientes digna de resaltar son sus avales para convencerte.
  • Nabo. Vitaminas B y C, 31 calorías por cada 100 gramos y un sabor exquisito deberían animarte a incluir a esta verdura a todo tipo de guisos y preparaciones.
  • Coliflor. Vitaminas (A, B, C y K), muy pocas calorías, proteína vegetal y minerales en cada bocado. ¡Seguro que no encuentras algo igual en la farmacia!
  • Níscalos y setas diversas. En cada pedazo que lleves a la boca notarás el sabor del otoño y recibirás una apropiada dosis de vitaminas y minerales.

berenjenas

Frutos del otoño

  • Nueces. Cinco nueces al día te ayudarían a controlar tu colesterol de forma natural. También ayudan a mejorar la concentración y a tener más vitalidad. ¡No te olvides de tenerlas siempre a mano!
  • Castañas. Terminamos nuestra lista con las reinas del otoño. Vitaminas (B, C, D, E y K), fibra, hierro, calcio y proteínas convierten su ingesta en una apuesta por la buena salud.

Como habrás comprobado, las opciones son múltiples y dignas de toda tu atención. Entre los motivos para el consumo de estos alimentos destacamos:
  • Una mejor protección del medio ambiente. Así, no se fuerza a un terreno determinado a «trabajar» a destajo sino que se permite que se amolde a la producción natural de cada estación.
  • Son más baratos. El precio de los alimentos fuera de temporada es siempre más caro. Comprando los que se producen en temporada ahorrarás una buena cantidad de dinero.
  • Son más sabrosos. El uso de invernaderos y de terrenos de cultivo en otros países facilita que podamos tomar alguna de las frutas mencionadas todo el año, pero nunca van a tener el exquisito sabor que tienen las de siempre. Acelerar el proceso va siempre en detrimento de la calidad final del alimento.
  • Llenarán tu mesa de color. ¿No crees que es un lujo convertir tu mesa en un lienzo con los colores más bonitos del otoño?

castanas fruto otoño

Esperamos haberte expuesto la características de estas frutas, frutos y alimentos con la claridad suficiente para que, a partir de ahora, apuestes por la excelente calidad de los productos de temporada. Tu salud te lo agradecerá eternamente.


pescado-azul-y-pescado-blanco


¿Pescado azul o blanco? Diferencias y características



Cada vez son más los tipos de pescado que se presentan en las cartas de los restaurantes gracias al el amplio número de posibilidades que ofrecen a la hora de cocinarlos. Salmón marinado, corvina salvaje, bacalao al pil pil de cebollinos con berberechos… Son solo algunos ejemplos.

Ya sea blanco o azul, el pescado es ideal tanto para comer como para cenar, por eso es importante conocer cuáles son las diferencias entre los pescados azules y los pescados blancos, y qué especies pertenecen a unos y a otros para elegir el que más nos guste.

Diferencias entre pescado azul y pescado blanco

Las diferencias entre el pescado azul y el blanco van más allá de la forma de las colas, que sirven para distinguirlos en un primer momento. La del pescado azul tiene forma de flecha mientras que la del pescado blanco es recta.

Una de las principales diferencias radica en la grasa. El pescado azul acumula más cantidad de grasa, entre un 5 y un 10%, mientras que el pescado blanco tiene cerca de un 2%.

Por otro lado, es importante fijarse en el color, que tiene mucho que ver también con la grasa mencionada. Y es que es esta misma la que le da un tono más azulado al pescado.

Otro dato importante y que tal vez no sepas es que el pescado azul nada por la superficie, a diferencia del pescado blanco, que lo hace a mayor profundidad.

pescadilla-y-merluza-pescado-blanco

Lista de pescados azules



Entre los ejemplares de pescados azules destacan:

  • Salmón. Es muy característico por su color anaranjado.
  • Atún. Llega a alcanzar los 70 kilómetros por hora.
  • Sardina. Puede alcanzar los 25 centímetros y vive en bancos marinos de cientos de ellas.
  • Bonito. Suele pescarse con anzuelo de uno en uno en el Golfo de Vizcaya.
  • Anchoa. En realidad, es un boquerón curado en salmuera y es muy valorado con tomate o aceite.

Lista de pescados blancos

En el listado de los pescados blancos se encuentran:

  • Bacalao. Puede vivir en profundidades de hasta 1.200 metros.
  • Corvina. Tiene unos dientes muy afilados y le encanta nadar cerca de las rocas.
  • Dorada. La salvaje es mucho más valorada que la de piscifactoría, ya que tiene un sabor más apagado.
  • Merluza. Se prepara de una forma diferente en cada lugar: a la vasca, a la gallega…
  • Rodaballo. Es el rey de los peces planos, también llamado “rey de la mesa”.

¿Qué pescado elegir?





En Casa Emiliana ofrecemos una amplia variedad de platos de pescado con los que deleitar a los paladares más exigentes.

“Además de los maravillosos asados en horno de leña, somos amantes del pescado, tanto mi compañero y chef, Dailos Perdomo, como yo, crecimos en una cocina dedicada al mar, por tanto, ese amor al mar lo transmitimos a la hora de cocinar sus frutos”, explica el chef de Casa Emiliana, Rafa Parro.

En cuanto al la materia prima, depende el plato. Tal y como explica Rafa Parro, “nos encanta el bacalao, da mucho juego, rebozado, gratinado en el horno con un praliné de ajo tostado, a la brasa, pero nuestra elaboración preferida es con crema de guisantes, tagliatelle de verduras y berberechos, nos encanta”.

Por otro lado, “la merluza de pincho nos fascina, y nuestra manera favorita de prepararla es con una salsa verde tradicional con espárragos blancos y un huevo fresco cocido. Al igual que con el bacalao, le damos también juego a la parrilla y la servimos al carbón con una ajada por encima. Es deliciosa. Al carbón trabajamos todo tipo de pescados, pero sin duda el más solicitado es el rodaballo, piezas de 1,7kg para dos personas, sin duda un auténtico manjar”.

pescado-restaurante

En Casa Emiliana ofrecen una amplia variedad de platos de pescado con los que deleitar a los paladares más exigentes

¿Conoces sus propiedades nutricionales?



La proporción de proteínas del pescado azul es superior al del blanco, puesto que va del 18-20 % frente al 10-18 % de este último. No obstante, en ambos casos la presencia de proteínas de alto valor biológico es elevada.

En lo que se refiere a las grasas mencionadas, el pescado blanco, al ser menos graso, tiene menos calorías que el azul, aunque el pescado azul tiene más ácidos grasos insaturados Omega 3 (grasas buenas) y cuenta con más vitamina D, E y A. Además, contribuye de forma altamente beneficiosa a mejorar el sistema nervioso, muscular e inmunitario, mientras que el blanco es muy rico en vitaminas del complejo B y contiene gran cantidad de yodo, hierro, fósforo.

Tanto los pescados azules como los pescados blancos son muy beneficiosos para la salud y tomarlos dos veces por semana es más que recomendable.